El consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty, ha presidido en el Hospital Universitario Príncipe de Asturias el acto de presentación del Plan Estratégico de la Comunidad de Endocrinología y Nutrición, el octavo de un primer grupo de nueve Planes de Especialidades en ser presentados. Estos Planes marcarán las líneas futuras de su desarrollo en el entorno de la libre elección de profesional y centro hospitalario.

En la presentación del Plan, el consejero destacó la relevancia de los Servicios de Endocrinología “en correspondencia con su importante papel en el sistema sanitario, en el que destaca una creciente presencia, en la medida en que importantes patologías por su prevalencia, como la diabetes, la obesidad y las patologías tiroideas, tienen cada vez más incidencia en la sociedad”.

El Plan de Estratégico de Endocrinología ha tenido como responsable a Julia Álvarez Hernández, responsable de la sección de Endocrinología y Nutrición del Hospital Príncipe de Asturias que ha liderado un equipo de 50 profesionales, entre los comités asesor y técnico y miembros de las comisiones de trabajo. Se han registrado 2.002 entradas en su web colaborativa.

En la Comunidad de Madrid hay 193 endocrinólogos que atienden unas 400.000 consultas cada año, una cifra que tiende a aumentar dados los problemas que dos patologías, la diabetes y la obesidad, están generando y los esfuerzos por tratarlas precozmente, algo que también se está logrando en problemas tiroideos, tumores endocrinológicos y enfermedades tiroideas. Las altas hospitalarias en esta especialidad representan el uno por ciento de las altas totales.

El Plan destaca, en su ámbito hospitalario, la importante colaboración que se da con otros especialistas médicos y quirúrgicos para atender el problema del proceso de desnutrición que se da en muchos pacientes ingresados y que condiciona la enfermedad de base, al tiempo que aumenta la estancia hospitalaria. Otra área de desarrollo de la especialidad es la atención domiciliaria a pacientes con una patología nutricional grave.

El Plan de la especialidad de Endocrinología y Nutrición se presenta con un claro enfoque práctico que busca plantear una clara oportunidad de mejora. Para ello, se establecen cinco grandes líneas estratégicas, siendo la primera la mejora de los sistemas de información y comunicación entre los distintos servicios de Endocrinología y entre ellos y la Atención Primaria.

Niveles de atención según complejidad y prevalencia

La segunda línea busca potenciar la interacción con Atención Primaria y la continuidad asistencial, haciendo uso de la telemedicina y creando protocolos uniformes para ser asumidos en el Área Única. La tercera línea busca ordenar las secciones y servicios de Endocrinología y Nutrición para mejorar su eficiencia, priorizando el uso de los recursos y mejorando la eficiencia en procesos que requieran alta especialización.

El Plan apuesta por la creación de una red de unidades de referencia para determinados procesos poco prevalentes. Se establecen tres nivel de asistencia: básico (presenta en todos los hospitales y con cuatro áreas de actividad fundamental: endocrinología, diabetes, obesidad y nutrición clínica), de especialización para patologías de alta prevalencia (tumores, diabetes complicada u obesidad mórbida) y de tratamientos altamente especializados de baja prevalencia.

La cuarta línea la constituyen los planes de intervención en tres patologías concretas: lucha contra la desnutrición hospitalaria, lucha contra la obesidad y plan de atención a pacientes con diabetes mellitas, y la quinta se centra en formación e investigación, tanto básica como clínica y en colaboración de nuevo con Atención Primaria en las patologías más prevalentes.