Madrid (24-9-09).- Alrededor de 9 millones de españoles sufre dolor crónico, pero tan sólo el 10 por ciento de los facultativos de Atención Primaria utiliza escalas de medición del dolor. Por este motivo, la Plataforma SinDOLOR, iniciativa puesta en marcha por la Fundación para la Investigación en Salud (FUINSA) y la Fundación Grünenthal, ha lanzado la I Campaña de Sensibilización de la Importancia del Dolor, bajo el lema “Cada dolor tiene su historia, EVAlúalo”. La iniciativa, de carácter nacional, cuenta con el respaldo del Ministerio de Sanidad y Política Social, las consejerías autonómicas de salud y varias sociedades científicas.

Durante la presentación, Antón Herreros, director general de FUINSA explicó que la campaña tiene como objetivo “concienciar, informar y enseñar lo importante que es el dolor y la información que lleva implícita”, tanto entre los profesionales sanitarios como entre los pacientes. “El 80 por ciento de las consultas el España son por dolor, siendo éste por tanto el síntoma más prevalente en consultas”, resaltó Herreros, que se lamentó de que “siendo tan significativo, no se le dedica la importancia que requiere, porque el dolor no mata, aunque sí es uno de los factores que más condiciona la calidad de vida de quien lo padece”.

Escala de medición del dolor

Por este motivo, la campaña quiere poner de manifiesto la importancia de la medición del dolor, fomentando entre los profesionales sanitarios la utilización de escalas que permitan cuantificar la intensidad del dolor. Tal y como señaló Guillermo Castillo, director de la Fundación Grünenthal, se repartirá entre el personal sanitario material informativo y reglas EVA (Escala Visual Analógica), una herramienta que permite cuantificar la intensidad y el tipo de dolor en una escala del 1 al 10. Actualmente sólo el 10 por ciento de los médicos de Atención Primaria mide el dolor del paciente con escalas de medición.

Además Castillo resaltó la necesidad de que “exista un espacio en la historia clínica del paciente donde se apunte la medición del dolor” y se pueda así llevar un control habitual y saber si el tratamiento es efectivo. “Queremos que el dolor sea considerado el quinto signo vital, tras la medición de la temperatura corporal, el pulso, la presión sanguínea y la frecuencia respiratoria” afirmó.

Una de las principales quejas de los miembros de la Plataforma SinDOLOR es que en España y en otros países mediterráneos “estamos acostumbrados a que el dolor sea normal, pero el dolor no es normal”, aseguró Hereros, quien reclamó “un cambio de hábitos en el abordaje del dolor, que el paciente no asuma el dolor, porque hay tratamientos y soluciones”. Las principales causas del dolor crónico, síntoma que padece el 20 por ciento de la población, son, según Herreros, las patologías osteoarticulares, las cefaleas y las enfermedades oncológicas. “Pero existen otro tipo de dolores con una prevalencia más baja pero muy difíciles de tratar, como los dolores neuropáticos que si no se controlan se cronifican” resaltó. Actualmente casi la mitad de los pacientes con dolor crónico no reciben el tratamiento adecuado y siguen padeciendo dolor con la misma intensidad durante más de seis meses.