Pleno consenso político y científico para fomentar la vacuna de la gripe. Así se ha demostrado en la reunión virtual organizada por el Congreso de los Diputados, con el apoyo de Sanofi Pasteur. ‘La importancia de la vacunación antigripal en un contexto COVID-19’ ha sido el título de esta jornada en la que han intervenido Salvador Illa, ministro de Sanidad, y Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados.

“La incidencia del virus de la gripe constituye este año un riesgo especialmente relevante para un sistema sanitario y una salud pública sometidos a la tensión de meses de epidemia de coronavirus”, ha dicho Meritxell Batet en la inauguración de la jornada. La presidenta del Congreso ha aprovechado la ocasión para hacer “un reconocimiento a los profesionales que cada día se esfuerzan para atender la salud de sus conciudadanos”. En este contexto, el papel preventivo de la vacuna de la gripe cobra “una función protectora adicional”, ha dicho.

Por otro lado, Batet ha hablado de “la esperanza que todos tenemos en una futura vacuna para la COVID-19”. Mientras llega, es necesario “hacer uso de otra vacuna eficaz que tanto ha aportado a la salud pública”. “Cada persona vacunada defiende su salud y la de todos al cerrar puertas a la difusión y efectos nocivos del virus”, ha añadido.

Una necesidad y una evidencia”

La presidenta del Congreso ha resaltado “el pleno consenso de todos los grupos de la Cámara y de las instituciones políticas y científicas”. “La vacunación no es una opción en el debate político, sino una necesidad y una evidencia que se impone a todas las posiciones políticas”.

“En unos días en los que tanto se ha hablado de la relación entre ciencia y política, esta jornada pone de manifiesto que el contacto y la comunicación entre ambos mundos existe. El vínculo es mucho más intenso y recíproco de lo que muchos quieren pensar, y así debe ser”, ha manifestado Batet.

Tasa de vacunación en España

También ha participado en el acto de presentación de la jornada Amós José García Rojas, presidente de la Asociación Española de Vacunología (AEV). A continuación, ha hablado Antonio Trilla, jefe de Servicio de Medicina Preventiva y Epidemiología del Hospital Clínic de Barcelona.

Según ha comentado, “la tasa de vacunación antigripal entre profesionales sanitarios es inferior al 34 por ciento”, por debajo de otros países europeos. Otra cifra aportada por Trilla ha sido que en 2019 la vacuna de la gripe ha cubierto al 54 por ciento de los mayores de 65 años.

Mesa redonda para fomentar la vacuna de la gripe

La segunda parte de la jornada ha sido moderada por José Martínez Olmos, exsecretario general de Sanidad y profesor de la Escuela Andaluza de Salud Pública. Han participado en la mesa redonda los portavoces en la Comisión de Sanidad del Congreso de los Diputados: Ana Prieto, del PSOE; Elvira Velasco, del PP; Juan Luis Steegman, de Vox, y Rosa María Medel, de Unidas Podemos. La formación política de Ciudadanos ha estado representada por Noelia López.

Los políticos han coincidido en la necesidad de fomentar la vacuna de la gripe, especialmente durante la crisis sanitaria causada por la COVID-19.

Illa: “La vacuna reducirá la sobrecarga del sistema”

En la clausura, Salvador Illa, ministro de Sanidad, también ha recomendado la vacunación. “Si conseguimos reducir la transmisión del virus de la gripe, disminuirán las complicaciones para la ciudadanía y también la sobrecarga del sistema”. Para conseguir este objetivo, el Ministerio y las comunidades autónomas han consensuado una serie de medidas en el Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud.

“Los objetivos de la campaña de vacunación de la gripe de este año son más ambiciosos que los de otros años. Pretenden alcanzar coberturas del 75 por ciento en mayores y en profesionales sociosanitarios, y el 60 por ciento en mujeres embarazadas y otras personas de riesgo”.

Dichos objetivos están “en línea” con las recomendaciones de los organismos internacionales, como ha dicho Illa. Para alcanzarlos, el Ministerio ha realizado una compra extraordinaria de cinco millones de dosis de vacunas de la gripe, aparte de las adquisiciones realizadas por las autonomías.