“La Sanidad Pública en nuestro país es uno de los pilares de nuestro estado de bienestar y modelo a seguir en todo el mundo. En cambio, para el Gobierno del Partido Popular ha sido una de las grandes olvidadas, junto con el resto de las políticas sociales, en lo que lleva de legislatura”,  subraya a EL MÉDICO, María Concepción  Palencia, portavoz de Sanidad en el Senado de Podemos.

Desde la formación liderada por Pablo Iglesias creen prioritario para 2018 un cambio de modelo, para lo que consideran urgente revertir los recortes producidos en los últimos años, asegurando una financiación suficiente a las CCAA y acercándonos al gasto medio de los países de nuestro entorno; y no menos urgente: recuperar la universalidad de la atención sanitaria reformando los capítulos I (Proyecto de Ley del PSOE vetada por el Gobierno) y II (Proyecto de Ley de Cartera de Servicios presentado por nuestro grupo Unidos Podemos-En comú Podem-En Marea) del decreto 16/2012 .

Con esta reforma proponen recobrar la atención sanitaria universal, la Atención Primaria para toda la población, con papeles o sin papeles, o nacionales que salen al extranjero por más de 90 días, revertir copago farmacéutico para los pensionistas y evitar la fragmentación de la cartera de servicios que no es sino una puerta abierta a más copagos.

Al abordaje de la financiación de las Comunidades Autónomas “tenemos que añadir el funcionamiento del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), órgano fundamental para lograr la cohesión en nuestro Sistema Sanitario y evitar desigualdades e inequidades entre la población. Recordemos que este órgano se ha reunido solamente en dos ocasiones, el 21 de Junio y el 8 de Noviembre durante este año cuando la periodicidad debería ser trimestral. Nuestra población merece un  Ministerio de Sanidad Servicios Sociales e Igualdad a pleno rendimiento y no un Ministerio que actualmente trabaja bajo mínimos”, recalca la senadora alavesa de Podemos.

Reversión de las privatizaciones

Otras  prioridades que se deberían afrontar en 2018, a juicio de Podemos, son: la reversión de la privatización de nuestro sistema sanitario; el desarrollo la Ley 33/2011, de 4 de octubre, General de Salud Pública que permita abordar los problemas en salud de forma preventiva; el cambio en la política ejercida por nuestros Ministerios ( Sanidad y Hacienda ) con la Industria farmacéutica (debe ser clara, transparente y eficiente en la fijación de precios) que puede poner en peligro la sostenibilidad de nuestro sistema sanitario;la planifición de las necesidades de profesionales sanitarios, y la mejora de sus condiciones laborales y para finalizar, hoy día es imprescindible la participación de los pacientes, fomentando y garantizando canales de participación y representación de la población.

“En definitiva, el modelo liberal del Gobierno del Partido Popular ve como nicho de negocio nuestro Sistema de Salud y tiene como objetivo una Sanidad dual, diferenciando entre servicios de calidad privados o concertados para las clases pudientes y una sanidad de beneficencia para las clases populares”, añade la portavoz de Podemos, al tiempo que apostilla que “en Podemos creemos, en cambio, que la cuarta economía de Europa merece una Sanidad Pública universal y de calidad de primera”.