La Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ha reivindicado el papel de la enfermera escolar en los centros educativos para proteger y atender las necesidades de los menores con enfermedades crónicas y sus familias. Asimismo, ha pedido a Sanidad y a las CC. AA. la implantación de esta figura en todos los colegios públicos de España, de educación infantil, primaria y secundaria, sin excepción.

Así lo ha manifestado la presidenta de la POP, Carina Escobar, coincidiendo con la próxima vuelta al cole. Existen familias que no pueden matricular a sus hijos con enfermedades crónicas en los centros que les gustarían o en aquellos que estén más cercas de sus casas porque no disponen de una enfermera escolar que pueda garantizar la salud y el bienestar del menor en todo momento.

Escobar ha explicado que esta figura desempeñaría labores de prevención y promoción de salud en el ámbito escolar, así como de tratamiento o cuidado de un problema de salud, entre otras funciones. En este sentido, ha explicado que contar con un servicio de Enfermería escolar permite, por ejemplo, acompañar al menor en momentos agudos de la enfermedad o administrar el medicamento que tenga pautado, si lo requieren, a través de profesionales capacitados.

Para Escobar, los servicios de Enfermería en los centros educativos son una necesidad para que las niñas y niños con enfermedad crónica puedan acceder a una educación plena y en igualdad de condiciones. Además, se trata de una oportunidad para la comunidad educativa de introducir la cronicidad como parte de la gestión de la diversidad en los colegios.

Desde la POP piden compromiso y responsabilidad a las administraciones públicas con estos menores para que la enfermedad no interfiera en ningún caso en el proceso de aprendizaje ni en el derecho de los menores a acceder a la educación.