Ahora que el ministro de Sanidad, Salvador Illa, ya ha jurado cargo, los pacientes creen que es el momento de abordar uno de los grandes retos del Sistema Nacional de Salud: las enfermedades crónicas. Es por ello que, la Plataforma de Organizaciones de Pacientes (POP) ha emitido un comunicado en el que su presidenta, Carina Escobar, afirma que “las personas con enfermedades crónicas requieren de una respuesta multidisiciplinar, coordinada, segura y de calidad que se adapte a la complejidad de su situación”, por lo que espera que el nuevo Gobierno “comience a avanzar lo antes posible en las reformas que requiere el ámbito sanitario”.

Respecto a medidas concretas, la POP plantea que, en cuanto a la propuesta del nuevo Ejecutivo, que propone eliminar progresivamente los copagos introducidos en 2012 para pensionistas y hogares en situación de mayor vulnerabilidad, no se menciona a las personas con enfermedades crónicas. Es por ello que, según Escobar, “sería necesario incluir la condición de cronicidad dentro de los colectivos vulnerables, ya que las personas con enfermedades crónicas son las que tienen más gasto farmacéutico y durante toda su vida”.

En esta línea, la POP asegura que es necesaria una regulación estatal que aporte la necesaria protección a las personas con enfermedades crónicas, ya que no solo afecta a su salud, sino que impacta en su ámbito laboral, social, familiar y educativo. En concreto, desde la POP hacen especial hincapié en los niños con enfermedades crónicas, “que no tienen una discapacidad reconocida, pero sí unas necesidades que deben ser abordadas con urgencia”.

Bajas por absentismo

Otro de los puntos que la POP considera una prioridad, es la propuesta de derogar con carácter urgente la posibilidad de despido por absentismo causado por bajas por enfermedad, una situación que, tras el aval del Tribunal Constitucional a esta sentencia, les preocupa especialmente. “Confiamos que este nuevo Gobierno dé prioridad a esta propuesta para evitar la situación de vulnerabilidad social y laboral a la que se ven sometidas las personas con enfermedades crónicas en este momento”, señala Escobar.

Por último, esta plataforma valora positivamente la apuesta del nuevo Gobierno de incrementar los recursos destinados al Sistema Nacional de Salud, alcanzando el 7 por ciento del PIB en 2023, así como el aumento de los recursos para reforzar el Fondo de Cohesión Sanitaria, “fundamental para asegurar el acceso a determinados servicios y tratamientos fuera de la comunidad autónoma en la que se reside”, concluye la presidenta de POP.