El difícil diagnóstico del Lupus radica en que es una enfermedad autoinmune, es decir que tiene diversas manifestaciones por lo que puede confundirse con otras enfermedades fácilmente. Sin embargo, el 40% de los pacientes presenta manifestaciones cutáneas como principal signo de alerta, afirmó la doctora Ma. Guadalupe Ortiz Pedroza, integrante de la Fundación Mexicana de Dermatología.

Lupus es un padecimiento crónico e inflamatorio que puede provocar daños irreversibles en órganos y tejidos e incluso la muerte a temprana edad, suele tener manifestaciones como manchas rojas en mejillas y nariz, que dan un aspecto de ‘alas de mariposa’, éstas no desaparecen y van cambiando de color rojo hacia un tono violeta, pueden dejar cicatrices en cara y en partes del cuerpo expuestas al sol.

Otros síntomas son úlceras dentro de la boca, uñas frágiles y quebradizas. También aumenta la caída del cabello y, en casos más graves, puede dejar sin cabello de forma permanente ciertas áreas.

Si bien el diagnóstico oportuno evita daños importantes en los diversos órganos incluyendo la piel y mejora la calidad de vida del paciente, el lupus es una enfermedad que no tiene cura y sólo se controla, explicó la doctora Ortiz Pedroza, especialista en dermatología.

El lupus en México se observa con poca frecuencia, según los registros de la Secretaría de Salud, sólo el 1 por ciento de la población mexicana lo padece, sin embargo, de este porcentaje, la mayoría son mujeres jóvenes en edad productiva, entre 17 a 35 años, en una proporción de 9 mujeres por cada hombre”, señaló la especialista.

Aún no hay una cura para el lupus, así como se desconoce qué lo causa, solamente los factores genéticos son la única relación concreta que se tiene, es decir, personas que tiene un familiar con la enfermedad o ciertos problemas infecciosos que se complican con factores ambientales (como exposición al sol), así como con algunos medicamentos.

Para que los pacientes con lupus mantengan una piel sana, la doctora Ortiz Pedroza sugirió mantener una piel bien hidratada aplicando crema blanca sin perfumes, bañarse con agua tibia (no caliente) y no tallarse.

Es importante también, no sólo en el Lupus, protegerse de la exposición solar, ya sea con medios físicos como sombrilla, sombrero, ropa de manga larga o al usar un bloqueador con un factor de protección solar (FPS) 50+.La doctora Guadalupe Ortiz,  destacó que el dermatólogo tiene un papel importante en el diagnóstico y tratamiento del lupus en cuanto a sus manifestaciones a nivel de la piel.

El trabajo conjunto con el reumatólogo y otros médicos especialistas darán como resultado un buen manejo en el tratamiento general del paciente y un buen control de la enfermedad para evitar daños importantes mediante antiinflamatorios o esteroides.