E.P,Toledo.- El viceportavoz del Grupo Parlamentario Popular en las Cortes castellanomanchegas, Jesús Garrido, ha asegurado que los trabajadores de la Sanidad en la región siguen sin tener reconocida su labor por el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha (SESCAM), y ha recordado que todos los sindicatos del sector manifestaron hace diez días que el SESCAM sigue desconociendo el funcionamiento de los hospitales y las circunstancias laborales de sus trabajadores.

En declaraciones a los periodistas, Garrido indicó que la mayoría de los sectores sanitarios están siendo "injustamente" tratados por el Gobierno de Castilla-La Mancha y el SESCAM sigue reconociendo, según dijo, que las cosas "no se están haciendo bien" y que no es capaz de resolver sus problemas internos y de sus trabajadores.

A este respecto, se ha referido a las "inconcrecciones" que se están generando en el Servicio Regional de Salud, debido a la "depuración ideológica" que se realizó con la llegada de las transferencias sanitarias entre diferentes cargos de gestión. Garrido ha criticado que los nuevos gestores no tuvieron la posibilidad de comprobar la capacitación profesional de estas personas, y aunque agregó no tener "ninguna duda" de que los nuevos altos cargos aprenderán, sí ha acusado las "imperfecciones" que esta situación está causando en la Sanidad regional.

Crítica por no sumarse a la "tarjeta sanitaria única"

También aludió el diputado del PP a la tarjeta sanitaria de Castilla-La Mancha, — con la que los ciudadanos, avanzó, sólo pueden ser atendidos en los servicios de Urgencias de otras regiones — reiterando sus críticas hacia el Gobierno regional por obligar a los ciudadanos de la Comunidad Autónoma a no disfrutar de los servicios y ventajas que ofrece la " tarjeta única" sanitaria.

Volvió a solicitar al Ejecutivo castellano-manchego que se sume a la iniciativa de una tarteja sanitaria común para que cualquier ciudadano de la región "pueda ser atendido en condiciones de igualdad" en otra comunida, recordando que algunas regiones socialistas "más inteligentes" como Extremadura, ya se han sumado. Garrido, quien ha pedido a la Administración autónoma que no utilice la salud de los ciudadanos para hacer oposición al Gobierno central, también ha aludido al silencio del Gobierno regional sobre la utilidad de uno de los decretos que desarrolla la Ley de garantía sanitaria, que según el PP regional "no sirve para nadie en Castilla-La Mancha".

Finalmente, el viceportavoz del PP ha recordado que en su programa electoral incluirán una propuesta para que todos los ciudadanos de más de 50 años puedan hacerse un reconocimiento anual en cualquier centro sanitario público de la región.