Debido a la realización del Mundial del Fútbol, desde la Federación Rusa se ha aconsejado a todos los asistentes tener mayor precaución por temas de contagio de algunas enfermedades cuya prevalencia en el continente europeo son mayores, principalmente por el movimiento antivacunas.

El caso del Virus de Inmunodeficiencia Adquirida es un puntero en la tasa de incidencia es de 9.8 por cada 100.000 habitantes mientras que en México es de 4.2, ambas cifras de 2012, mientras que el sarampión también causa una alerta por la alta conglomeración de personas de todo el mundo que visitarán estos recintos.

Médicos han recomendado tener al día su esquema de vacunas en cuanto a sarampión, SRP, rubéola, y parotitis, sin embargo en el caso de sospecha de embarazo, no deberán aplicarse.

Los turistas mexicanos deben estar siempre pendientes de síntomas como fiebre y erupciones en la piel durante el viaje, evitar automedicarse, tomar suficientes líquidos para prevenir la deshidratación y al regreso evitar interacciones con otras personas al menos por cuatro días, además en el vuelo debe avisar al asistente de vuelo.

Las medidas higiénicas en su estancia en otro país deben ser aplicar un correcto lavado de manos con agua y jabón y no sustituirlo por alcohol o gel antibacterial. Se recomienda también tocarse la cara con las manos sucias y toser y/o estorudar en la manga del antebrazo, nunca sobre la palma de la mano.

No es recomendable compartir cubiertos, vasos, platos, ni objetos de limpieza personal como cepillos de dientes o afeitadoras, así como reducir al mínimo el contacto cercano como besos y abrazos personas enfermas.

Todo visitante debe tener a mano los teléfonos del consulado, o embajada de los Estados Unidos Mexicanos para contactar en caso de emergencia.

En cuanto al contagio de VIH que se transmite a través de fluidos corporales, sangre y semen, el visitante deberá evitar el contacto sexual o mantenerlo con una protección de barrera como es el condón de latex o poliuretano, y evitar conductas sexuales de riesgo, evitar el consumo de drogas o alcohol ya que aumenta el riesgo de contagio.

No se recomienda la realización de tatuajes o piercings sin un adecuado cuidado sanitario así como consultas médicas o dentales. Por picaduras de insecto, se recomienda la utilización de repelente y ropa que cubra la piel.

Se recomienda beber y comer en lugares establecidos en los que la comida sea tratada adecuadamente y esté cocinada y/o lavada adecuadamente. Se debe evitar consumir especies silvestres del lugar que se visita, así como carne o pescado crudo y lácteos no pasteurizados.

Es importante evitar también el golpe de calor, llevar consigo gorra o sombrero si necesitan estar al aire libre, utilizar bloqueador de protección solar arriba de 50 y mantenerse a la sombra de 10 de la mañana y hasta las 4 de la tarde.

El visitante con enfermedades crónicas deberá llevar el medicamento suficiente para su estancia pues el medicamento podría variar de país a país, se recomienda llevar consigo la receta médica pertinente.

Para consultar la guía del viajero da clic aquí.