El porcentaje de plazas de la especialidad de medicina familiar y comunitaria que han sido seleccionadas por los aspirantes en el actual proceso de adjudicación de plazas MIR es muy inferior al de los procesos de años anteriores, según advierte el Foro de Médicos de Atención Primaria.

Tras analizar la evolución de la especialidad de medicina familiar en el actual proceso de adjudicación de plazas MIR, los médicos aseguran que las escasas elecciones realizadas de las plazas de médico de familia son una manifestación más del “abandono que está sufriendo el primer nivel asistencial por parte del Gobierno central y las comunidades”. No es la primera vez que los médicos del Foro de Médicos advierten de este abandono. El pasado mes de mayo calificaban de “inútiles” los planes de mejora de diversas comunidades autónomas.

Labor de los médicos de familia

“Esta falta de interés por parte de los futuros especialistas demuestra que la especialidad de medicina familiar ha quedado relegada a un segundo plano y mucho tiene que ver el hecho de que el propio Ministerio de Sanidad y las Consejerías de Sanidad de las comunidades no la hayan dotado de los recursos necesarios e imprescindibles para potenciarla durante la evolución de la pandemia por COVID”, aseguran.

Los médicos recuerdan que su labor ha sido “esencial”, durante la pandemia, con la contención de casi el 90% de los casos. Según los médicos esto se ha convertido en un trabajo “farragoso, contrarreloj y agotador, nada atrayente para los futuros médicos”.

Pediatría en Atención Primaria

Igualmente afectada se ve la especialidad de Pediatría en su labor en Atención Primaria. Si bien sus plazas en la oferta a los MIR quedan cubiertas rápidamente, solo un 25% de los médicos ya especialistas desarrollarán su especialidad en Atención Primaria. Se estima que sería necesario llegar a un 60% para poder cubrir las necesidades actuales y el futuro relevo generacional de estos profesionales.

La especialidad, en peligro

Los médicos advierten que la especialidad peligra. En primer lugar, debido a la no continuidad de la aplicación y seguimiento del Marco Estratégico para la Atención Primaria y Comunitaria. En segundo lugar, debido a la no existencia de medidas destinadas a solucionar los problemas reales de la Atención Primaria. Finalmente, debido a la no valoración de su función esencial en la pandemia y la próxima jubilación de miles de médicos y pediatras de Atención Primaria.

“Esto lleva inevitablemente a pensar en la intención de un total abandono por parte de la Administración hasta su inexistencia, con las graves consecuencias que eso conlleva para el sistema de salud y la atención sanitaria a los ciudadanos”, aseguran.

Un nivel asistencial esencial

La medicina familiar es una especialidad que “supone una de las más completas, satisfactorias y bonitas a las que el médico en formación puede acceder”. Los médicos concluyen que es parte del nivel asistencial más importante para asegurar la salud y la calidad asistencial de toda la población.