Un amplio estudio transversal realizado en 114 centros de 10 países ha confirmado que el antígeno viral plasmático puede cuantificarse en muestras tempranas obtenidas de pacientes hospitalizados con COVID-19 y está altamente asociado tanto con la gravedad de la enfermedad como con los resultados clínicos de los pacientes, según publican sus autores en la revista ‘Annals of Internal Medicine’.

Los investigadores del grupo ACTIV3/TICO, de los Institutos Nacionales de Salud de Estado Unidos, estudiaron los niveles basales de antígeno plasmático de 2.540 adultos hospitalizados por una infección aguda de SARS-CoV-2 con 12 días o menos de síntomas para evaluar la asociación del nivel de antígeno con el pronóstico posterior a corto plazo, incluyendo el resultado del día 5 y el tiempo hasta el alta hospitalaria.

A partir de la muestra, también evaluaron las características clínicas y los factores virales, como el tipo de variante que infectaba al paciente, y descubrieron que el antígeno N del SARS-CoV-2 puede detectarse en el plasma en más del 95% de los participantes al inicio del estudio y que está muy relacionado con la gravedad de la enfermedad pulmonar en el momento de la presentación y con resultados clínicamente importantes.

Importancia del nivel de antígeno

Cuanto mayor es el nivel de antígeno, mayor es el riesgo de empeoramiento pulmonar en el día 5 y de retraso en el alta hospitalaria en el día 28, en todos los niveles de gravedad de la enfermedad e independientemente del estado de los anticuerpos neutralizantes.

El nivel de antígeno en plasma fue mayor entre los hombres que entre las mujeres en todos los niveles de gravedad de la enfermedad y fue menor en los pacientes con más días de hospitalización y más exposición a remdesivir en el momento de la inscripción.

En conjunto, los autores afirman que estos datos confirman que el antígeno plasmático es un biomarcador práctico y clínicamente significativo para los pacientes hospitalizados con COVID-19 y podría utilizarse para diseñar ensayos clínicos de medicina de precisión de terapias antivirales en pacientes hospitalizados con COVID-19.