La Fundación Tecnología y Salud y la Fundación Edad & Vida se han unido para poner en marcha el Proyecto HomeCare, y han elaborado un informe denominado ‘Modelo de futuro: tecnología domiciliaria para el apoyo de la atención social y sanitaria’.

El objetivo de este informe es poner de manifiesto la importancia de la atención domiciliaria y plantear soluciones que mejoren el acceso y conocimiento acerca de las tecnologías sanitarias vinculadas a este ámbito, incidiendo en el control, bienestar y la mejora de la calidad de vida de los pacientes.

Asimismo, a través de este proyecto, ambas fundaciones pretenden sensibilizar a los agentes sanitarios y sociales y a la población en general sobre la importancia de la Tecnología Sanitaria en el ámbito domiciliario.

Vivir en los domicilios gracias a la tecnología

El profesor Fernando Bandrés, presidente de la Fundación Tecnología y Salud, recalca la preferencia de los ciudadanos de manera mayoritaria por vivir en sus domicilios el máximo tiempo posible y ser tratados en él. “Las continuas innovaciones tecnológicas y las soluciones de salud digital han permitido la aparición y la evolución de nuevas formas de atención hospitalaria no presenciales que dan preferencia a la asistencia ambulatoria y en el domicilio” señala.

Por su parte, el presidente de la Fundación Edad y Vida, Joaquim Borrás explica cómo estos avances han impactado significativamente en la vida de los pacientes. “Esto se produce en un contexto como el actual, con un aumento significativo de la longevidad, en el que se ha conseguido cronificar enfermedades que hasta hace poco eran mortales y, además, se ha logrado retrasar la aparición de las limitaciones en la autonomía personal asociadas a estas enfermedades”.

Para la secretaria del Patronato de la Fundación Tecnología y Salud, Margarita Alfonsel, “la importancia de este tipo de atención es máxima, porque compatibiliza un adecuado control de la enfermedad con la integración de la misma en la vida diaria de los pacientes y de su entorno social y familiar, ya que, de la mano de la Tecnología Sanitaria, hoy en día es posible que los pacientes estén muy lejos y al mismo tiempo muy cerca de sus hospitales”.

Modelo ideal de atención domiciliaria

Joaquim Borrás también pone en valor la aportación de este trabajo: “Con el informe analizamos el modelo ideal de atención domiciliaria social y sanitaria y, por supuesto, el papel que desempeña la Tecnología Sanitaria al actuar como un modulador entre las necesidades concretas de las personas y los recursos del entorno, buscando que este sea el adecuado para permitir que la persona viva en él sin recurrir a otros recursos asistenciales como un centro residencial o a cambiar de domicilio”.