A.P.,Oviedo.-El trabajo conjunto de los Colegios de Médicos de toda España debe servir para terminar con las caóticas condiciones laborales que sufre el personal de refuerzo. Esta es la conclusión y el objetivo que plantea Carmen Rodríguez, presidenta del Colegio de Médicos de Asturias, tras analizar el estudio sobre los "refuerzos" que trabajan en el Servicio de Salud del Principado (Sespa) y que ha sido realizado por la Asociación de Refuerzos del Principado de Asturias.

El estudio, que le fue presentado a Carmen Rodríguez por Rosa de Alba, presidenta de la citada asociación, hace una pormenorizada revisión de las precarias condiciones de trabajo que soportan los aproximadamente 150 "refuerzos" que realizan su labor profesional en el Sespa.

En declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO, Carmen Rodríguez sostiene que los refuerzos "siguen teniendo "contratos basura", no equiparables al resto de los estamentos de la Medicina Pública. hacen muchas más horas, no tienen una limitación horaria anual como el resto, llegan a hacer 3.000 al año con jornadas de 48, 72 o incluso de 92 horas sin descanso intermedio. Eso va contra la Declaración Universal de los Derechos Humanos o contra la directiva de la CEE 93/104″.

Los problemas en el desplazamiento cuando los refuerzos están solos en un centro de salud también es subrayada por Carmen Rodríguez, que ve muy bien que se haya pedido su colaboración "puesto que estas condiciones atentan contra la dignidad profesional, y defender esta dignidad es labor de los Colegios de Médicos".

La presidenta del CM de Asturias añade que los refuerzos "no tienen acceso a la historia clínica del paciente, pues los centros de salud de A.P. asturianos están informatizados, y ven a los pacientes sin sus antecedentes. También a la hora de firmar un certificado de defunción corren un gran riesgo, se comprometen sin saber realmente si ese documento tiene una base científica. Todo va en contra de la exigencia de calidad y eficacia a la que nos obliga nuestro ejercicio profesional".

Carmen Rodríguez va a dar a conocer el estudio a la OMC, ya que considera que "es bueno que la Organización Médica Colegial tome de la mano estas anomalías que atentan, además de contra la dignidad profesional, contra las normas deontológicas y contra la propia dignidad humana del profesional, y por supuesto contra la calidad de atención al paciente. Es el paradigma de la anti-Medicina, es penoso y parece increíble en pleno siglo XXI".

Carmen Rodríguez encontró la mejor respuesta de Guillermo Sierra, presidente de esta institución, que incluyó este tema como un punto del orden del día en la asamblea del 19 de julio, de la que saldrá una comisión que estudiará toda la problemática existente en España para buscar soluciones comunes. Del mismo modo, la presidenta del CM tratará esta cuestión con el nuevo Consejero de Sanidad del Principado, Rafael Sariego.