Redacción.- El presidente de la Academia Española de Dermatología y Venereología (AEDV), el profesor José Luis Díaz Pérez, ha señalado que es "la especialidad que más sufre de intrusismo a todos los niveles" tanto por parte de médicos no titulados específicamente como por otros profesionales". Díaz Pérez sostiene que "mientras que un licenciado en Medicina que no se ha especializado nunca se atrevería a llevar a cabo, por ejemplo, una intervención quirúrgica cardíaca u oftalmológica, a veces no reparará en utilizar una pomada para tratar una patología compleja exclusivamente dermatológica".

Entre las facetas dermatológicas en las que se puede observar más intrusismo, según este experto que es jefe del Servicio de Dermatología en el Hospital bilbaíno de Cruces, se encuentran las relacionadas con centros de cosmética e institutos capilares, en los que peluqueros o de cualquier forma, personal no cualificado oferta tratamientos para el acné, psoriasis, otras dermatosis y todo tipo de problemas capilares. Respecto a la tricología, el presidente de la Academia no duda en descalificar a aquellos que prometen milagros contra la calvicie."Le van a sacar más brillo al bolsillo que al pelo", advierte a aquellos que acuden a llamadas milagrosas contra la calvicie.En este sentido Díaz Pérez, considera que los medios de comunicación tienen una importante labor para que la población general tome conciencia de los peligros que supone el intrusismo en esta especialidad médica.

Por tanto, y dada la importancia que los dermatólogos españoles conceden al intrusismo en su profesión, el próximo XXXI Congreso Nacional de Dermatología y Venereología, que se va a desarrollar del 5 al 7 de junio en el Palacio Euskalduna de Bilbao va a dedicar un simposium completo a este asunto. El citado simposium será dirigido por el responsable de comunicación de la AEDV, el doctor Jordi Peyrí, y durante el mismo se hablará también del intrusismo en la cirugía dermatológica, algo que se puede ver hoy en día en distintas clínicas privadas y públicas en las que otros médicos pueden extirpar lesiones dermatológicas con mucha menor fiabilidad diagnóstica que cuando lo hace un dermatólogo.

Asimismo, según ha explicado el profesor Díaz Pérez, como temas oficiales a los que se prestará especial atención en el transcurso de esta XXXI edición se encuentran las patologías inflamatorias en los niños y aquellas en las que están involucradas las glándulas sudoríparas. Además de estos dos grandes asuntos, durante la reunión se celebrarán grandes simposios sobre diversos aspectos de la especialidad, que van de desde los últimos avances sobre la tecnología láser y su uso más adecuado como terapia alternativa para el tratamiento de ciertas patologías.

Otros temas que se abordarán en esta reunión científica serán la tricología, a la que se dedicará un simposio completo coordinado por el doctor Juan Ferrando Barberá en el que se realizarán actualizaciones sobre los distintos tipos de alopecia. Asimismo, según ha destacado Díaz Pérez, se abordarán la fotodermatología y las enfermedades venéreas. Mediante un simposium dirigido por el doctor Gardeazábal García, se dedicará especial atención a la fotoquimioterapia y la fotoprotección. En lo que se refiere a las enfermedades venéreas, Díaz Pérez ha destacado que durante el Congreso se desarrollará un fórum de discusión que abordará temas como la prostitución y las controversias en enfermedades venéreas dentro de la familia y la adolescencia.

Sobre las expectivas creadas ante este futuro congreso, el presidente de la AEDV señala en el prólogo del programa de este encuentro científico que "probablemente creará nuevos moldes y directrices que marquen el camino futuro de la Dermatología", y se espera que supere incluso el récord de asistencia conseguido en la edición anterior celebrada en Madrid, que reunió a 1.220 dermatólogos de toda España.