Jesús Romano, Granada.- El presidente del Colegio de Médicos de Granada ha pedido a las autoridades judiciales, en declaraciones a EL MÉDICO INTERACTIVO, que sean "más duras" en aquellos casos de agresiones a facultativos y ha exigido al Servicio Andaluz de Salud (SAS) a que "defienda a sus médicos". Pedro Barranco Bueno ha realizado estas manifestaciones después de que los responsables de otras entidades colegiales andaluzas denunciaran el incremento de este tipo de casos durante los meses estivales y aludieran a la pasiva actitud de la Consejería de Salud de la Junta de Andalucía a la hora de afrontar esta problemática.

"Aquí (en alusión a la provincia granadina), afortunadamente, el número de agresiones a médicos no es tan alarmante", apuntó el doctor Barranco Bueno, quien apuntó que la cifra de profesionales sanitarios que han sido objeto de actos violentos no se ha visto incrementada durante el periodo veraniego. No obstante, el máximo representante de la institución colegial incidió en que los facultativos "no estamos libres en ningún momento, durante una consulta, de ser sometidos a una agresión". En este sentido, mostró su indignación al asegurar que "en muchos centros de salud" y servicios de urgencias – tanto hospitalarios como extrahospitalarias – "no existen las medidas de seguridad" oportunas para evitar que se produzcan estos episodios. al tiempo que ha aseverado que, "luego, en la mayoría de los casos, no se sanciona" al agresor.

Por este motivo, ha destacado la necesidad de que "la Administración aplique la ley a rajatabla". "La justicia " añadió – debería ser más dura en estos casos y el Servicio Andaluz de Salud tendría que defendernos". "Gracias a Dios " ha proseguido – los médicos se dan cuenta de que los Colegios son los únicos que los apoyan, los respaldan y los defienden" cuando son víctimas de agresiones.

Reforma de los Estatutos

Por otra parte, el también secretario del Consejo Andaluz de Colegios de Médicos aludió a la futura reforma de los estatutos de dicha entidad, exponiendo que tal modificación afectaría, entre otras cuestiones, a la reagrupación de vocalías. "Los estatutos del consejo fueron redactados cuando aún no existían las autonomías y, por tanto, no se habían producido las transferencias en materia sanitaria", explicó Barranco Bueno, quien apostilló que la pretensión de los miembros de la institución regional pasa ahora por modificarlos con el objeto de "adecuarlos a la nueva realidad autonómica".

No obstante, precisó que la mencionada reforma se encuentra aún en estudio "entre todos los Colegios andaluces" que integran el consejo y añadió que, posteriormente, esas modificaciones tendrían que recibir el visto bueno tanto del Consejo General como de las Consejerías competentes. En definitiva, "el proceso se encuentra todavía en pañales", concluyó.