Vicente Martínez, Valencia.- El presidente de la Sociedad Española de Medicina de Urgencias y Emergencias (SEMES), Luis Jiménez, ha exigido una vez más al Ministerio de Sanidad la reestructuración de los servicios de urgencia hospitalarios y la formación adecuada de los profesionales, con la creación de una especialidad médica que englobe estas disciplinas.

Jiménez hizo esta demanda en el XV Congreso Nacional de la SEMES en el que participan más de 1.500 médicos de urgencias y emergencias. Para el responsable de SEMES, sólo durante 2002, los servicios de urgencias atendieron cerca de 37 millones de consultas, aunque el 65 por ciento de las mismas no era urgente y sólo un 25 por ciento de los pacientes acudían derivado de un centro sanitario, por lo que los especialistas pidieron, además, un "uso racional" del servicio.

Jiménez explicó que este tipo de asistencia se está incrementando una media del cinco por ciento cada año, mientras que las plantillas en estos servicios "están estabilizadas desde hace 10 años", e indicó que en España el 80 por ciento de las urgencias "está en manos de médicos residentes, que no pueden ejercer la Medicina en el sistema público hasta tener dos años de experiencia".

El presidente de la SEMES indicó, asimismo, que mientras a partir de 1995 todos los médicos deben tener una especialidad obligatoria para poder ejercer en el sistema sanitario público no ocurre lo mismo en Urgencias, donde los facultativos son especialistas pero en otras disciplinas.

En este sentido también se pronunció el vicepresidente de la Sociedad, el doctor José Luis Casado para quien la necesidad de crear la especialidad es tan acuciante como muestran los datos que el 98 por ciento de la población hace uso de los médicos de urgencias como mínimo una vez al año. "Si hay 49 especialidades, porque no puede haber otra en la que trabajan 16.000 médicos en España y que requieren unas habilidades manuales especiales, una actitud para superar la angustia y una formación teórica específica".

La solución al problema pasa, en palabras del doctor Jiménez, "en la aprobación por el parlamento de la proposición no de ley para que la creación de la especialidad de urgencias, que ya está", "Y confió "prosigue Jiménez- en que ésta se produzca como muy tarde en septiembre, ya que es un tema consensuado por todos los grupos de la oposición".

En caso contrario, tal como aseguró, por su parte, José Luis Casado, "si el Ministerio no hace nada para crear la especialidad, en octubre, cuando ya haya acabado el proceso de selección de la OPE en toda España, comenzaremos a movilizarnos".

El presidente de la SEMES aprovechó también la ocasión para criticar la "ausencia de dotación de recursos en función de la demanda asistencial" que, a su juicio, hay en los servicios de urgencias, e indicó que no existe ningún tipo de regulación que concrete cuantos médicos, enfermeros o técnicos debe haber en función del número de pacientes atendidos ni si tiene que haber una clasificación para priorizar la atención.

Mientras que el vicepresidente cree necesario que la Administración haga una revisión "o catalogo" de los servicios de urgencias de todos los hospitales españoles para designar a cada uno que cumpla con los requisitos laborales mínimos como unidad docente, "ya que la especialidad de urgencias debe ser meramente práctica".