E.P.- El presidente de la Sociedad Internacional de Bioética (SIBI), Marcelo Palacios, ha calificado de "muy positivo" que el Gobierno esté trabajando para facilitar la investigación terapéutica con células madre, aunque indicó que no se puede considerar que un embrión no sea viable por el mero hecho de llevar más de cinco años congelado, como establece la actual legislación. En este sentido, Palacios ha añadido que "el Consejo de Europa ya se ha manifestado en este sentido con total claridad: un embrión es o no viable en función de sus características biológicas".

"Sugiero que se afronte con rigor este problema y entender que los preembriones que pasados cinco años no hayan sido utilizados para la reproducción puedan utilizarse con fines de investigación o terapeúticos para extraer células troncales o células madre, pero no porque se diga que por arte de magia se han convertido en no viables para reproducir", ha agregado el presidente de la SIBI.

Por otro lado, Palacios ha señalado que, en virtud del Convenio de Asturias de Bioética, no podría prohibirse la creación de preembriones con fines terapeúticos, como también indicó el profesor Carlos Romeo en la Reunión de la Sociedad Internacional de Bioética celebrada el pasado enero en Estrasburgo. "Es una contradicción que tengamos un convenio que nos obliga a aceptar la clonación terapeútica y que se diga que se va a prohibir", agregó.