Jesús Romano, Córdoba.-Después de que más de 200 médicos de Atención Primaria y especialistas de servicios extrahospitalarios llevaran ante la Audiencia Provincial de Córdoba la situación de saturación de los centros sanitarios y las condiciones en las que han de desempeñar su trabajo, la Fiscalía ha remitido un escrito al Colegio de Médicos -entidad que ha auspiciado esta iniciativa- en el que se asegura que será un eximente, en casos de reclamaciones judiciales por mal praxis médica, que el facultativo haya denunciado previamente que se haya sometido a condiciones a alta presión asistencial.

Así lo indicó, en declaraciones a EL MEDICO INTERACTIVO, el presidente de la institución colegial cordobesa, Jesús Aguirre, quien mostró su satisfacción por los términos en los que se ha pronunciado el fiscal jefe de la Audiencia Provincial, Narciso Ariza, especialmente después de que en un anterior escrito enviado al Colegio expresara que los hechos denunciados por los facultativos "no son constitutivos de delito alguno".

A este respecto, Aguirre elogió esta nueva reacción de la Fiscalía que considera de vital importancia, puesto que aquellos médicos que sean denunciados por los pacientes y hayan de enfrentarse a reclamaciones por actuaciones incorrectas en el ejercicio de la profesión podrán contar con un eximente, que será reconocido en caso de que con anterioridad a que se produzcan los hechos el facultativo haya denunciado la presión asistencial y las condiciones de trabajo en las que se encuentra.

Tras calificar esta noticia de "pelotazo", el máximo responsable de la entidad médico-colegial informó a este medio que también ha recibido una primera respuesta del Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, a quien fue remitido el informe sobre la situación de la sanidad pública andaluza que previamente había sido enviado a la Fiscalía cordobesa. En este sentido, apuntó que la institución andaluza también se ha comprometido a estudiar el caso, por lo que se prevé tener su respuesta en breve.

El Colegio de Médicos de Córdoba elevó, hace unas semanas, un escrito de reclamación previa administrativa para denunciar la masificación existente en los centros sanitarios y las condiciones de trabajo, para alertar sobre las repercusiones que estos factores podían tener en la correcta praxis médica, provocando un aumento de los profesionales que padecen el denominado síndrome del "burn out" o del "médico quemado". Tras la presentación de este estudio, la entidad adelantó que, de no ser contestado, se iniciarían los trámites para recurrir a la vía judicial. La determinación fue adoptada en una reciente reunión entre colegiados, representantes de la Junta Directiva del Colegio y el asesor jurídico de dicha entidad, Antonio de Torres Viguera, quien destacó que, después de que "el Servicio Andaluz de Salud (SAS) haya roto las conversaciones con el Colegio de Médicos de Córdoba, nos quedemos sin interlocutores".

Por su parte, el vicepresidente de la institución, Fernando León, justificó esta medida argumentando que "la situación, actualmente, es insostenible". "En algunas consultas, incluso, se están atendiendo hasta 45 enfermos en cuatro horas", recalcó.

Según el informe del Colegio de Médicos de Córdoba, al que ha tenido acceso EL MEDICO INTERACIVO, el tiempo medio estimado para garantizar la correcta calidad asistencial se sitúa entre los 20 y 30 minutos, en primera consulta y 15, en revisión, en la especialidad de Alergología. en quince minutos, en Anestesia. de 25 a 30 minutos, en primera consulta y en 15, en revisión, en Medicina del Aparato Digestivo, tiempo similar al de Cardiología. mientras que en Dermatología lo ideal es disponer de unos 10 minutos en primera consulta y otros diez en revisión y en Medicina de Familia, de entre 10 y 15 minutos, entre otras.