Condiciones de salud como el cáncer, trasplantes de órganos sólidos o de inmunoterapia, condiciones genéticas, el VIH entre otras, pueden debilitar de manera importante el sistema inmunitario de una persona, convirtiéndola en personas inmunodeprimidas.

En México, del total de las personas que viven con VIH, el 81.2% son hombres y 18.8 son mujeres. El grupo de edad con más casos notificados de VIH es de los 25 a 29 años de edad.

El virus de la inmunodeficiencia humana (VIH) ataca el sistema inmunitario y debilita la defensa contra muchas infecciones y contra determinados tipos de cáncer. A medida que el virus destruye las células inmunitarias e impide el normal funcionamiento de la inmunidad, la persona infectada va cayendo gradualmente en una situación de inmunodeficiencia.

Infecciones

A medida que la infección va debilitando el sistema inmunitario, la persona puede presentar otros signos y síntomas, como inflamación de los ganglios linfáticos, pérdida de peso, fiebre, diarrea y tos. En ausencia de tratamiento pueden aparecer enfermedades graves como tuberculosis (TB), meningitis criptocócica, infecciones bacterianas graves o cánceres como linfomas o sarcoma de Kaposi.

Las infecciones oportunistas son las que ocurren con más frecuencia y son más graves en las personas que tienen el sistema inmunitario debilitado, incluidas aquellas con el VIH. Por esas razones es importante que las personas con el VIH se familiaricen con las infecciones oportunistas más comunes de manera que puedan trabajar con su médico para prevenirlas o recibir tratamiento lo más pronto posible. Algunas infecciones oportunistas son neumonía, tuberculosis, cáncer cervicouterino e infección por el virus del herpes simple.

El VIH, que continúa siendo uno de los mayores problemas para la salud pública mundial, se ha cobrado ya casi 33 millones de vidas. Sin embargo, habida cuenta del acceso creciente a la prevención, el diagnóstico, el tratamiento y la atención eficaces del VIH. De acuerdo con los especialistas, se debe consultar con el médico de cabecera para conocer cómo pueden prevenir infecciones oportunistas en los pacientes con VIH.

Acerca de MSD

Desde hace más de 125 años, MSD inventa medicinas y vacunas para resolver muchas de las enfermedades más desafiantes del mundo con el fin de lograr nuestra misión de salvar y mejorar vidas. Su compromiso con la salud de los pacientes y de poblaciones específicas se ve reflejado al incrementar el acceso al cuidado de la salud mediante políticas de gran alcance, programas y alianzas. MSD hoy continúa al frente de la investigación para prevenir y tratar enfermedades que representan una amenaza para personas y animales, incluyendo el cáncer, enfermedades infecciosas como VIH, ébola y enfermedades emergentes. Su aspiración es ser la compañía biofarmacéutica de investigación intensiva líder en el mundo.