La Secretaría de Salud del Estado de San Luis Potosí informó en la mañana del domingo 2 de mayo, la detección del primer caso de la variante de COVID-19 identificada como de la india en México. Así lo informó el secretario de Salud Pública, Miguel Ángel Luztow. En el informe, la secretaría detalló que el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológicos (InDRE) identificó la variante B1 617, conocida  de manera errónea como “viariante de la india”.

Se trata de un hombre de 40 años que tuvo posible contacto con una persona que viajó recientemente a USA. Sin embargo, continúan las investigaciones. Por el momento, se conoce que este individuo ya había presentado síntomas del nuevo coronavirus a inicios de abril. Aunque requirió hospitalización luego de que éstos derivaran en una neumonía, logró recuperarse y actualmente se encuentra aislado en su hogar.

Por su parte, el secretario exhortó a la población a no alarmarse, ya que el virus tienen una gran capacidad de mutación. Pese a ello, llamó a reforzar las medidas preventivas. Por otra parte, se ha dado a conocer que la Secretaría de Salud federal reportó 261 nuevos decesos y 2 mil 470 casos registrados en las últimas 24 horas. Esto supone un total de 217 mil 168 muertes y 2 millones 315 mil 811 contagios acumulados por COVID-19.

Respecto al avance de vacunación, hasta este sábado primero de mayo se aplicaron 361,199 dosis del antígeno contra el virus SARS-CoV-2. En suma, se han aplicado 18.080.005 vacunas hasta este día. Es decir, sólo hay 7 millones 440 mil 439 personas que han recibido su esquema completo de vacunación (dos dosis).

La información sobre la variante B1 617

La variante B1 617 (también conocida como de la India) fue identificada por primera vez en octubre del 2020 . Esta es sospechosa de haber sumido al país asiático en una severa crisis sanitaria. No obstante,  el 2 de mayo registró un récord de más de tres mil 500 muertos en un día.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), esta cepa ya se ha detectado en al menos 17 países. La mayoría de los casos registrados en naciones como el Reino Unido, Estados Unidos y Singapur, pero también en Bélgica, Suiza, Grecia e Italia.

El organismo clasificó recientemente a esta variante B1 617 como una “variante de interés”, no como “una variante preocupante”. Si fuera esta última, supondría que sería más peligrosa, contagiosa, letal y con mayor resistencia a las vacunas. Por ello, recalcaron que se requieren de investigaciones urgentes sobre el contagio, la gravedad y el riesgo de reinfección de esta cepa. Todo  para comprender el papel que desempeña en la crisis sanitaria de la nación.

Con información de Infobae.