Actualmente en España

hay unas 60.000 personas

que necesitan llevar consigo

un dispositivo donde recoger

la orina o heces eliminados

por su propio organismo. Son

los pacientes ostomizados,

aquellos a los que ha sido necesario

practicar una abertura

en el abdomen (estoma) para

poder realizar diariamente la

función digestiva y urinaria.

Las ostomías pueden ser temporales

o para toda la vida,

“por lo que, tras abandonar

los centros hospitalarios los

pacientes se encuentran en

muchos casos sin información,

ayuda o recursos para continuar

sus vidas como hasta entonces”,

asegura Eugenio de

Lucas, presidente de la Asociación

de Ostomizados de Madrid

(AOMA).

Para paliar este déficit, se

acaba de crear la primera consulta

gratuita para pacientes

ostomizados en el ámbito de

la sanidad privada, por parte

de la Fundación para la Investigación

Grupo Urológico San

Rafael (FIGUS) en el Hospital

San Rafael de Madrid. Tendrán

acceso a este servicio todos los

pacientes que lo necesiten, independientemente

de dónde

hayan sido tratados, con sólo

pedir cita en el teléfono 648

648 882.