MD Anderson Madrid  ha realizado su primera simulación de un tratamiento de radioterapia por medio de resonancia magnética adaptada específicamente. Hasta ahora, el uso de imágenes de resonancia magnética era común en el diseño de los tratamientos de radioterapia. Sin embargo, esta técnica de simulación tiene como novedoso que se sirve de un tablero plano indexado como el existente en la unidad de tratamiento. Así,  incluye sistemas de adquisición de imágenes flexibles con una mayor versatilidad en el posicionamiento del paciente y sin deformar su anatomía.

Igualmente, se emplean secuencias de imagen de resonancia que minimizan la distorsión geométrica. Este es, de hecho, uno de los puntos clave en radioterapia. De este modo, se puede delimitar el tumor con mayor precisión, lo que ayuda a garantizar el éxito del tratamiento.

“Ahora, podemos delimitar las lesiones con mucha más exactitud. El paciente puede beneficiarse de tratamientos más efectivos y con menor toxicidad”, explica Manuel Llorente, del Servicio de Radiofísica y Protección Radiológica de MD Anderson Madrid.

Primera simulación en metástasis hepática

Esta primera simulación se ha realizado en un paciente con metástasis hepática. En concreto, este primer paciente va a ser tratado de metástasis hepáticas con radiocirugía estereotáctica. Esta técnica ayuda a los médicos a atacar mejor los tumores mientras reducen la radiación a los tejidos sanos adyacentes. Esto permite que sea más eficaz y reduce los efectos secundarios en los pacientes. En el caso elegido, permite localizar metástasis hepáticas de un modo no invasivo, evitando los marcadores fiduciales implantados quirúrgicamente.

Las secuencias de imagen específicas de esta técnica son fruto de la investigación del equipo de de Philips. La perspectiva de desarrollo de esta técnica es utilizarla en casos de tumores ginecológicos, urológicos, de cabeza y cuello y radiocirugía de metástasis en localizaciones como hueso o médula espinal.