Antonio Morente, Sevilla.- Los procesos de acreditación de hospitales y centros sanitarios andaluces ya están en marcha. La Consejería de Salud pretende que los primeros pasos se den a finales de este primer trimestre de 2003, un proyecto que será complejo y largo, ya que se calcula que no estará concluido hasta al menos dentro de cinco años. El director general de Organización de Procesos y Formación de la Consejería, Antonio Torres Olivera, explica que actualmente se trabaja en diseñar un calendario de acreditación, aunque será el Servicio Andaluz de Salud (SAS) el que decida cuándo y con qué centros se inicia este proceso. En principio, se ha previsto que "lo razonable" es que se inviertan unos seis meses en la acreditación de unidades clínicas de gestión, un plazo que puede llegar incluso al año en el caso de los grandes centros asistenciales.

Torres Olivera destaca que con esta experiencia "se introduce una cultura de mejora continua" en el sistema sanitario público andaluz, ya que por lo pronto los centros cuentan con unos estándares que seguir. Asimismo, y una vez que un centro ha superado esta fase y ha logrado acreditarse, a partir de ese momento debe cumplir con un exhaustivo proceso de autoevaluación, algo que antes no podía aplicarse "porque no había referentes".

Por lo que respecta a los profesionales, la intención del departamento de Salud es que puedan acreditarse también a partir de este mismo año. Inicialmente, este trámite será voluntario, aunque ya se anuncia que lograr la acreditación estará muy ligado a incentivos y al propio desarrollo profesional, con lo que desde la Administración sanitaria están convencidos de que la gran mayoría de sus trabajadores acabarán por dar este paso.

La Agencia de Calidad, dependiente de la propia Consejería de Salud, será la encargada de evaluar a profesionales y centros. Además, el diseño de lo que se va a requerir a cada trabajador va a marcar también los procesos de selección de personal temporal y la oferta de formación continuada que haga la Administración, ya que para cumplir con determinados niveles de acreditación se exigirá una determinación cualificación profesional.