Jesús Romano. Cuenca.- El Consejo Castellano-Manchego de Colegios de Médicos no se ha podido constituir aún oficialmente debido a que, por "cuestiones de forma", la documentación previa a la presentación de los estatutos de la entidad todavía permanece a la espera de recibir el visto bueno de la Consejería de Administraciones Públicas de este región. Así lo explicó en una entrevista concedida a EL MÉDICO INTERACTIVO el presidente de la institución colegial conquense, Francisco Javier Pulido Morillo, quien se mostró convencido de que antes del verano se supere este trámite.

Los cinco colegios que integran esta entidad presentaron la documentación ante la Consejería competente. Sin embargo, "nos hicieron una serie de puntualizaciones, cuestiones de forma tales como que teníamos que adjuntar las actas de las asambleas colegiales en las que se había dado el visto bueno a la constitución del Consejo", indicó Pulido Morillo. Este hecho, calificado por el facultativo como "puro formalismo", provocó que hubieran de volverse a convocar reuniones en los distintos colegios de Castilla La Mancha para volver a ratificar la documentación previa a la presentación de los estatutos, con el consiguiente retraso.

"Hemos vuelto a enviar los escritos con las revisiones a la Consejería y estamos a la espera de que se pronuncie", informó el presidente del Colegio de Médicos de Cuenca, quien, además, apuntó que estos trámites han coincidido, precisamente, con la aprobación de la Ley de Consejos Autonómicos. No obstante, se mostró esperanzado en que "podamos irnos de vacaciones con la confirmación de que tenemos el visto bueno de la Consejería", lo que permitiría "crear una comisión para redactar los estatutos".

En cualquier caso, la última fase del proceso parece que no conllevará grandes problemas ya que el borrador de los estatutos "ha sido consensuado" por las cinco entidades colegiales castellano-manchegas, Albacete, Ciudad Real, Cuenca, Guadalajara y Toledo.

El proceso para la creación del consejo regional se inició pocos meses después de que se hicieran efectivas las transferencias de las competencias sanitarias a la Junta de Comunidades por parte de la Administración central. El ente tendrá su sede temporal en las dependencias del Colegio de Médicos de Cuenca, mientras que la presidencia en funciones recae en Atanasio Ballestero, máximo responsable del Colegio de Médicos de Toledo, que ocupará este puesto hasta la celebración de comicios para elegir a los cargos: un presidente, un vicepresidente, un secretario y un tesorero.