La limpieza en hospitales en tiempo de la pandemia por COVID-19 ha dado a conocer las técnicas establecidas por las instituciones internacionales como es la Organización Mundial de la Salud (OMS)

Ropa de cama y camas sucias 

Toda persona en contacto con cualquiera de las áreas en contacto con pacientes de COVID-19 deben tener un EPP adecuado; guantes resistentes, gafas o careta, mascarilla n95, bata impermeable de manga larga o con delantal y botas o calzado cerrado.

La ropa de cama nunca se pega al cuerpo, se colocan en recipientes con cierre hermético (bolsa o cubo), si hay residuos biológicos sólidos deben retirarse y colocarse en un cubo o letrina.

La ropa de cama debe lavarse, preferentemente a maquina a una temperatura de entre 60 y 90°C y detergente para ropa. En caso de no haber máquina y/o agua caliente, las ropa de cama debe estar en remojo por 30 minutos con una solución de cloro al 0.5% en un barril grande y remover con un palo, enjuagar y secar completamente al sol.

Profesionales sanitarios que hacen hisopados nasofaringeos

Además de recibir una capacitación adecuada para llevar a cabo el procedimiento y usar una bata de manga larga limpia no estéril, los profesionales tienen que usar una mascarilla de uso médico, protección ocular (gafas o careta protectora) y guantes.

Las mascarillas faciales no pueden reutilizarse ni limpiarse. Solo se recomienda utilizar una sola vez y desecharse de inmediato en un cubo con tapa para desechos infecciosos, y posteriormente se realizará la higiene de manos.

Desinfectante recomendado

Tanto los centros de atención como los domicilios que acogen a pacientes con COVID-19 deben desinfectarse con:

  • 70% de alcohol etílico para desinfectar equipo especializado reutilizable (por ejemplo, termómetros) entre usos.
  • hipoclorito sódico al 0,5% (equivalente de 5000 ppm) para la desinfección de superficies que se tocan con frecuencia en los hogares o los establecimientos de atención de salud.

 

Manejo de cadáveres

A menos que haya una fiebre hemorrágica o un mal manejo de los pulmones, los cadáveres  no suelen ser infecciosos, las indicaciones son observar las precauciones y atender el adecuado EPP acorde al manejo:

  • No es necesario desinfectar el cadáver antes de trasladarlo al depósito;
  • No es necesario utilizar bolsas para cadáveres, aunque puede hacerse por otros motivos (por ejemplo, por una fuga excesiva de líquidos corporales).
  • No se requiere ningún equipo o vehículo de transporte especial.

Si la familia desea solamente ver el cuerpo, sin tocarlo, puede hacerlo siempre que tome en todo momento las precauciones normalizadas, en particular la higiene de las manos. Hay que dar instrucciones claras a la familia de no tocar o besar el cadáver.
No se recomienda el embalsamamiento, para evitar la manipulación excesiva del cadáver. Los adultos mayores de 60 años y las personas inmunodeprimidas no deben interactuar directamente con el cadáver.

Para más información pueden consultar:
https://apps.who.int/iris/bitstream/handle/10665/331671/WHO-COVID-19-lPC_DBMgmt-2020.1-spa.pdf
https://www.who.int/es/emergencies/diseases/novel-coronavirus-2019/advice-for-public/q-a-on-infection-prevention-and-control-for-health-care-workers-caring-for-patients-with-suspected-or-confirmed-2019-ncov