“Producir un medicamento hoy es mucho más caro que antes de la pandemia”. Así lo ha indicado João Madeira, director general de Viatris en España, en esta entrevista concedida a El Médico Interactivo. Según ha manifestado, las causas de este encarecimiento son múltiples, como el aumento de la regulación por parte de las autoridades sanitarias, las consecuencias de la pandemia por el coronavirus o la subida del precio de los hidrocarburos.

La industria farmacéutica ha tenido que adaptarse a la Directiva Europea de medicamentos falsificados, lo que ha supuesto, de forma global, “una inversión superior a los mil millones de euros para reajustarse a un requerimiento administrativo”.

Por otra parte, el sector también se ha tenido que reajustar tras la salida del Reino Unido de la Unión Europea. “Los centros de producción y todo el proceso de suministro del medicamento han supuesto un gran coste adicional. El coste de la producción de un fármaco en la actualidad es mucho más alto que antes de la pandemia. Aparte de todos los temas mencionados anteriormente, el aumento en el precio de los hidrocarburos ha incrementado el valor del resto de los productos, excepto los medicamentos”.

“El coste de la producción de los fármacos sigue subiendo, pero el precio regulado definido por el Gobierno es el mismo, con una expectativa permanente de bajada”, ha lamentado.

Entendimiento con los decisores

“Sería interesante alcanzar un entendimiento con los decisores económicos y políticos, teniendo en cuenta que la industria farmacéutica está realizando la mayor parte del esfuerzo para superar la crisis sanitaria actual. Nuestra idea es seguir trabajando conjuntamente no solo durante la pandemia, sino también posteriormente”, ha añadido.

“Las cuestiones legislativas y administrativas relacionadas con el fármaco están muy controladas y pautadas. Tiene que ser así, no hay otra forma, porque es necesario garantizar la seguridad y la calidad de los medicamentos. El esfuerzo conjunto que la industria ha hecho para cumplir esos requisitos reglamentarios le ha obligado a invertir más de mil millones de euros en los últimos años”.

Fortalezas de Viatris

Viatris nace en 2020 por la fusión de Mylan con UpJohn, la antigua división de Pfizer. “Somos una empresa dedicada al cuidado de la salud”, ha definido João Madeira. “Nuestra compañía es muy joven, pero cuenta con un largo bagaje como laboratorios individuales en el pasado”.

Viatris está intentando “crear una nueva mentalidad comprometida a ayudar a todas las personas en todo el mundo”, ha dicho Madeira. “Nuestro objetivo es que puedan llevar una vida más saludable, en todas y cada una de sus etapas vitales. Para ello, queremos facilitar el acceso a pacientes que necesitan medicamentos de alta calidad, estén donde estén”.

Genéricos e innovación

En la actualidad forman parte de Viatris más de 400 personas en las oficinas de Madrid y Barcelona, así como en todas las áreas de ventas de España. Una de las características destacadas por João Madeira ha sido la combinación de genéricos e innovación. “Ambos conceptos se conjugan muy bien en Viatris. Tenemos más de 400 presentaciones de productos genéricos y hemos comercializado 285 marcas de medicamentos. Nuestra cartera de productos es muy amplia, especialmente en el ámbito de la salud cardiometabólica, el área del dolor, el sistema nervioso central (SNC), la Oftalmología, la Dermatología y la Gastroenterología”.

Aparte del porfolio de genéricos y de marcas, la compañía también cuenta con una cartera de medicamentos OTC, de fármacos biosimilares y de principios activos. “Nosotros producimos y manufacturamos los principios activos que utilizamos en nuestros medicamentos de marca, de genéricos y, en general, todos nuestros segmentos de negocio”, ha explicado Madeira.

Objetivos a corto plazo

En plena pandemia, Viatris se ha propuesto “implementar el proceso de integración y lanzamiento de Viatris en el mercado español”, como ha dicho su máximo responsable en España. “Nuestro objetivo es mantener la colaboración con nuestros socios, con las Administraciones públicas, los médicos, las farmacias, los pacientes, etc. Queremos afianzarnos en las áreas críticas de intervención, como son el área cardiovascular, del dolor y el SNC”.

En su opinión, “la imagen y la percepción global de la industria farmacéutica durante la pandemia se ha beneficiado muchísimo”. En el camino de vuelta a la normalidad en el ámbito sanitario, Madeira ha mostrados sus intenciones. “Debemos trabajar con las sociedades científicas, con los Gobiernos autonómicos, con las asociaciones de pacientes y con el sector de las farmacias para conocer mejor sus necesidades. Nuestro gran sentimiento de servicio a la población española nos obliga a ofrecer cuidados sanitarios con medicamentos de muy alta calidad”.

Al servicio de la sociedad

Con esta finalidad, la compañía se ha propuesto “conocer las dificultades a las que se enfrentan los profesionales sanitarios a la hora de tratar a los pacientes”. “También debemos conocer los problemas que tiene el paciente para acceder a una atención sanitaria de forma temprana. Una vez conseguida esta información, podremos poner nuestras capacidades al servicio de la sociedad para cubrir sus necesidades”.

“En tiempos de pandemia, una gran cantidad de recursos del sector sanitario se han destinado a la atención de los pacientes con COVID-19. Si la industria farmacéutica no hubiese hecho ese esfuerzo, la crisis sanitaria y económica serían mucho mayores”, ha aseverado.