“Actualmente disponemos de vacunas frente a todos los serogrupos causantes de enfermedad meningocócica en nuestro país, y que nos deberían permitir vencer definitivamente la enfermedad meningocócica en su conjunto, como ya lo hicimos en su día con los casos de meningitis de tipo C, que han disminuido drásticamente desde la introducción de la vacuna frente a este meningococo en el calendario sistemático de vacunación”, explicó el doctor Federico Martinón, jefe de Servicio de Pediatría del Hospital Clínico Universitario de Santiago de Compostela, uno de los especialistas participantes en el II Seminario formativo para periodistas Pfizer-ANIS celebrado en Madrid.

Martinón destacó la necesidad de no bajar la guardia en esta grave dolencia que ha experimentado en España un repunte, al duplicarse los casos con respecto al año anterior. “Tenemos que estar atentos al incremento de los casos de patología meningocócica invasiva causados por serogrupos hasta ahora poco frecuentes en nuestro medio como el W o el Y, y considerar nuevas estrategias de vacunación que incluyan todos los tipos de meningococo”, indicó, al tiempo que alertó de que la enfermedad es letal en el 12% de los casos y deja secuelas graves en el 10% de quienes la padecen. Se trata de un problema con una solución potencial. “Las vacunas son una inversión”, reseñó.

El encuentro, cuyo objetivo fue dar a conocer en detalle la nueva realidad de la enfermedad meningogócica invasiva y las nuevas estrategias propuestas por la Asociación Española de Pediatría (AEP), congregó a profesionales sanitarios expertos en el abordaje de esta grave enfermedad junto con representantes de la Administración Pública y del movimiento asociativo de pacientes, donde coincidieron al subrayar la necesidad de trabajar por ampliar las coberturas vacunales para combatir la patología meningocócica.

El especialista del Clínico de Santiago se mostró visiblemente satisfecho por la decisión adoptada por Castilla y León que ha tomado la decisión de manera pionera en España de ampliar la cobertura frente a la dolencia meningocócica a través de la inclusión de la vacuna antieningocócica de cuatro serogrupos (A, C, W e Y), en lugar de la vacuna frente al meningococo C, a los 12 meses y a los 12 años de edad. Esta pauta de vacunación elegida por esta comunidad autónoma es la misma que ha recomendado el Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría (AEP) en su calendario de vacunaciones para 2019.

Precisamente Sonia Tamamés, jefa de Epidemiología de la Dirección General de Salud Pública de la Junta de Castilla y León, adelantó , en el acto organizado por Pfizer, que su región ha apostado por la inclusión de la vacuna tetravalente frente a la meningitis ACWY, a los 12 meses y los 12 años, porque existe una inmunización efectiva para prevenir la enfermedad que evita también que los vacunados transmitan la bacteria, ayudando a conseguir una fuente de inmunidad de grupo.

Aunque la medida adoptada por la Junta de Castilla y León, que ha sido calificada de oportunista y desleal por el resto de las comunidades, excepto Canarias quien también se ha posicionado a favor, Tamamés fue contundente al reconocer que la decisión se había producido al hilo de la celebración de las próximas elecciones, “aunque no debería ser así, la hemos introducido por los comicios, aunque realmente lo que han hecho es adelantar la iniciativa que se hubiera dado más tarde, porque la justificación, desde el punto de vista técnico, es abrumadora”, zanjó

La responsable sanitaria de Castilla y León se refirió al incremento de casos en 2017-2018 relacionados con serogrupos W e Y, que hasta ahora habían sido menos prevalentes, de ahí que hayan decidido incluir esta vacuna tetravalente, en sustitución de la que tenían incorporada al calendario anteriormente, que solo cubría al serogrupo C.

Considera Tamamés que es cuestión de tiempo que otras comunidades autónomas incluyan la vacuna en su calendario, aunque “es muy probable que elijan el modelo británico”. Con respecto a esta estrategia, el doctor Martinón explicó que existe la idea de que estaría ayudando a reducir la incidencia de la enfermedad meningocócica en las edades inferiores, aunque también hay creencias que apuntan a que la situación estaría provocada por la extensión del uso de Bexsero, dirigida al meningococo B, y que ese descenso de casos se estaría produciendo exclusivamente en los que pertenecen al serogrupo B.

“La estrategia puesta en marcha por Castilla y León ya está vigente en otros países de nuestro entorno y busca la protección directa de los grupos más vulnerables (lactantes y niños pequeños) y, al mismo tiempo, trata de cortar la diseminación de la enfermedad a través de la vacunación de los principales portadores, que son los adolescentes”, aseguró la Dra. María Garcés-Sánchez, pediatra en el Centro de Salud Nazaret de Valencia y vocal del Comité Asesor de Vacunas (CAV) de la Asociación Española de Pediatría (AEP).

Coste-efectividad en vacunas

Sobre los costes de introducir la vacuna, Tamamés adelantó que el presupuesto adicional será de 600.000 euros –porque ya estaban inmunizando frente al meningococo C– Sin embargo, cree que al hablar de coste-efectividad en vacunas se tiene que tener en cuenta no solo la prevención de la patología en los vacunados, sino también los casos de protección indirecta.

Reconoció que se podría entender que no es una medida coste-efectiva, ya que la incidencia es muy reducida, pero, a su juicio, se debe dar la vuelta al argumento y explicar que solo se ha producido un caso porque estamos vacunando. “Es lo que estamos intentando con la vacunación contra los cuatro serogrupos”, recalcó.

La doctora Garcés explicó , además, que la consecución de coberturas vacunales elevadas en la población adolescente requiere vacunar a un porcentaje importante de la población en un periodo breve. “La vacunación del lactante –a los 12 meses- asegura su protección directa mientras se alcanzan paulatinamente las coberturas necesarias en adolescentes –a los 12 años- para conseguir que la enfermedad no se trasmita. Por este motivo el Comité Asesor de Vacunas optó por esta pauta vacunal, que protege a ambas edades”, recalcó

En el transcurso del evento de Pfizer, la vicepresidenta de la Asociación Española contra la Meningitis, Elena Moya, insistió en señalar que hubiera sido deseable que la vacunación  frente a meningitis meningocócica por serogrupos hubiera empezado de forma simultánea en todas las Comunidades, porque, tal y como reconoció, aunque no haya un número de casos “cuando más se tarde en empezar a vacuna, más costará frenar el aumento”, sentenció satisfecha por la medida adoptada por Castilla y León y próximamente Canarias, al tiempo que reconoció que están manteniendo reuniones con todos los responsables de Salud Pública de las comunidades para intentar convencerles de la idoneidad de incluir en sus calendarios vacunales la vacuna tetravalente frente a la meningitis ACWY.