La importancia y necesidad de generar un registro nacional de pacientes renales y generar un cambio en la legislación y políticas sanitarias que permitan promover la atención a enfermos renales fueron los principales objetivos en el  “Segundo Encuentro de la Alianza por la Salud Renal: Hacia un Registro Nacional de la Enfermedad Renal” en la Cámara de Diputados.

Dicha reunión fue convocada por el Diputado Ector Jaime Ramírez Barba, electo en el estado de Guanajuato. El encuentro contó con la presencia de otros diputados como Ana María Esquivel, Itzel Banderas, Sonia Rocha, Ángeles Gutiérrez y Saraí Nuñez Cerón, entre otros.

También fueron convocados especialistas en el tema de registro renal, como el Dr. Guillermo García García y el Dr. José Manuel Arreola; de la Academia, como el Dr. Gregorio Obrador; y de la sociedad civil, como Marisol Robles, presidenta de la Fundación Mario Robles Ossio.

Vigilancia epidemiológica renal

En este encuentro abordaron la importancia de gestionar una vigilancia epidemiológica de la enfermedad renal en el país, también se profundizó en las experiencias locales exitosas en el desarrollo e implementación del registro de la enfermedad renal, como por ejemplo, los estados de Aguascalientes y Jalisco.

Diputados y especialistas destacaron la necesidad de realizar un censo que incluya, entre otros datos, la terapia de sustitución renal a la que está adscrito cada paciente, de tal forma que permita dimensionar la magnitud de la prevalencia e incidencia, así como del impacto económico de la enfermedad renal crónica (ERC) en la población mexicana.

Registro Nacional Renal

El registro nacional de la enfermedad renal pretende ser, en sus inicios, un censo con información básica de los pacientes con ERC que posteriormente se deberá transformar en un sistema de vigilancia epidemiológica con enfermos en etapas de 3 a 5. Por último, se buscaría la posibilidad de ligarlo con otros registros de pacientes con diabetes y/o hipertensión arterial por ser las causas más frecuentes de este padecimiento.

Los voceros enfatizaron sobre la necesidad de contar con un registro nacional desde las siguientes perspectivas:

  • Atención enfocada al paciente, ya que se contaría con parámetros validados para medir la calidad de los tratamientos y las necesidades de abasto de medicamentos, camas de hospital e insumos necesarios.
  • Política, permitirá tomar decisiones de política pública más informadas y precisas en términos de distribución tanto geográfica como demográfica.
  • Económica, debido a que la ERC en México está teniendo un gran impacto en los presupuestos de las instituciones y en la economía de las familias.
  • Epidemiológica, con programas preventivos de salud pública destinados a reducir los factores de riesgo de enfermedades que pueden conducir a la ERC, como diabetes, hipertensión y obesidad, así como la detección temprana y el control adecuado de estas enfermedades.

Fundaciones y asociaciones de pacientes

Marisol Robles, presidenta de la Fundación Mario Robles Ossio, señaló al respecto: “El Registro Nacional de Pacientes Renales es un gran pendiente desde hace más de 20 años y cada día se hace más urgente su creación. Mientras no exista este Registro seguiremos siendo invisibles. Sin embargo, tenemos esperanza de que esta Alianza por la Salud Renal permita darle continuidad al trabajo hecho durante décadas para que el Registro y el Plan Integral de Atención a la Salud Renal sean prioridad y la voluntad política se traduzca en una mejora para la calidad de vida de todos los involucrados en el tema”.

El padecimiento de ERC se divide en 5 etapas según el nivel de función renal (siendo la 5 la más grave). Estas se miden con determinadas pruebas para calcular la tasa de filtración glomerular estimada (TFGe), la cual indica qué tan bien los riñones limpian la sangre.

Los detalles de la mesa de diálogo y los puntos abordados del foro pueden consultarse en la página oficial de Facebook de la Cámara de Diputados y el Canal del Congreso, así como en su canal de Youtube.