Los protocolos multidisciplinares pueden reducir la desnutrición relacionada con la enfermedad. Esta es una de las conclusiones del artículo ‘Desnutrición relacionada con la enfermedad, parámetros funcionales y costes asociados en un hospital general’, publicado por la revista Nutrición Hospitalaria. El primer firmante ha sido Pablo Barcina, de la Universidad Católica de Murcia (UCAM).

Se calcula que más de 30 millones de personas en Europa tienen desnutrición relacionada con la enfermedad, un problema que cuesta a los sistemas sanitarios cerca de 170.000 millones de euros al año. Por tanto, los expertos consideran necesario implantar protocolos para su abordaje integral y multidisciplinar, en coordinación con el Servicio Autonómico de Salud, la Atención Primaria y la Atención Hospitalaria.

Necesidades del paciente

La desnutrición relacionada con la enfermedad se refiere a toda ingesta de nutriente, proteína y energía inadecuados o insuficientes con respecto a las necesidades del paciente. Este problema de salud es frecuente en personas con patologías oncológicas, insuficiencia cardiaca, problemas respiratorios, etc. Asimismo, la fragilidad, el deterioro físico o la edad entre otros suponen una peor evolución de estas enfermedades.

Igualmente, un buen estado nutricional puede aportar beneficios para el paciente en el desarrollo de su patología. Los expertos en nutrición consideran que la detección precoz y un abordaje adecuado de esta desnutrición pueden evitar complicaciones mayores.

Entre las conclusiones, los investigadores han destacado que “la pérdida de peso durante la hospitalización se asocia con neoplasias, enfermedades digestivas, desnutrición y duración de la estancia” en el hospital.

Método de estudio

Los investigadores han realizado un estudio observacional de corte transversal con un tamaño muestral de 203 personas. Los datos se han recopilado entre junio y diciembre de 2018, a través de un cribado nutricional conforme al Nutritional Risk Screening 2002 (NRS-2002). Además, el diagnóstico se ha basado en los criterios de la Iniciativa de Liderazgo Mundial en Desnutrición.

El registro ha incluido información relativa a la duración del ingreso. También se ha calculado el coste estimado de la estancia de todos los pacientes que cumplían los criterios de selección que ingresaron en el Servicio de Medicina Interna.

Resultados del proyecto

La proporción de personas en riesgo de desnutrición relacionada con la enfermedad ha sido del 28%, mientras que el porcentaje de personas diagnosticadas ha sido del 19%. Los pacientes clasificados con riesgo o con diagnóstico al ingreso han estado una media de tres días más en el hospital que las personas normonutridas. En consecuencia, el coste ha aumentado una media de 1.803,66 euros con respecto a las personas que no tenían problemas de nutrición.

Aparte del abordaje integral y multidisciplinar, los expertos también han apuntado en sus conclusiones la necesidad de establecer en el hospital un registro y una correcta codificación de la desnutrición relacionada con la enfermedad.

Pacientes con cáncer

Entre las patologías más afectadas por la desnutrición están las oncológicas, especialmente por los efectos secundarios del tratamiento. Las personas con cáncer necesitan un asesoramiento especializado para incorporar nutrientes esenciales, como proteínas, vitaminas y minerales entre otros. En estos casos también se puede recurrir a los suplementos nutricionales en dosis bajas, como las multivitaminas.