La dureza de la pandemia Covid-19 durante ya más de dos años ha golpeado con violencia extrema el sistema sanitario a nivel mundial. Esta pandemia ha impactado en las organizaciones sanitarias de tal manera que se ha producido una convulsión desde los niveles organizativos, los procesos asistenciales y sobre todo a nivel de los profesionales sanitarios y no sanitarios que trabajan para la salud de los ciudadanos. El ámbito de la Atención Primaria ha caído en un acelerado proceso de desvitalización mientras los hospitales tratan de recuperar la vitalidad y normalidad perdida durante tanto tiempo centrados en la supervivencia del día a día pandémico.

Producto del intenso trabajo en condiciones complejas de alta incertidumbre y estrés, los profesionales que trabajan en organizaciones sanitarias están en estos momentos en una delicada situación vital: como están evidenciando algunos estudios, están cronificando patologías mentales y alteraciones de todo orden, desde la aparición de múltiples patologías psicosomáticas, hasta desestructuraciones familiares y sociales y problemas mentales. Algunas investigaciones que comienzan a aparecer en la literatura científica evidencian que casi el 80% de los profesionales sanitarios padece estrés o agotamiento emocional derivado del complejo trabajo durante la Covid en estos dos años. Además, el 60% presenta alteraciones de la alimentación e irritabilidad y más del 50% trastornos del sueño. El colectivo más afectado ha sido la enfermería y más concretamente los profesionales de hospitales de tercer nivel y muy específicamente los que trabajan en Urgencias, Geriatría, UCI y Neumología. El perfil profesional más afectado con trastornos mentales durante la pandemia corresponde a mujeres con experiencia de menos de 10 años, que vivían con sus progenitores y que padecen alguna enfermedad crónica, mientras que el único factor protector de estos trastornos ha sido tener hijos.

De todos estos profesionales afectados con múltiples trastornos mentales tan solo una escasa cuarta parte ha recurrido a ayuda psicológica o a otros recursos como meditación, ejercicio físico, apoyo espiritual, etc. Y es que el problema es que no han existido programas estructurados y reglados de ayuda a los profesionales afectados durante la Covid. En estos momentos en los que estamos inmersos en la séptima ola de Covid, durante la que aún tenemos múltiples ingresos en urgencias y hospitalizaciones, aunque afortunadamente de menor gravedad que en olas anteriores, no se disponen de sistemas y programas de ayuda a los profesionales. Este tipo de programas que deberían estar sustentados por los servicios de salud autonómicos y desplegarse en todos los ámbitos asistenciales, brillan por su ausencia y lo único que existen son iniciativas particulares y parceladas que tratan de dar respuesta de una manera paliativa y con cierta descoordinación a esta situación.

Por todo ello y por el compromiso con la humanización y la atención personalizada y humanista, la fundación Humans con el impulso y apoyo de AstraZeneca, pone en marcha el proyecto AtHenea, una iniciativa ideada para facilitar diversos servicios a los profesionales que han padecido algún problema, disfunción o trastorno derivado de la pandemia y como consecuencia de su trabajo con los pacientes con infección por la Covid-19. Este proyecto, que recibe su nombre de Atenea, la diosa griega de la guerra y de la sabiduría, que encarna los valores del colectivo más afectado (las mujeres), la lucha durante la pandemia y la sabiduría y la técnica necesarias y requeridas para combatir la enfermedad, será coordinado por los doctores José Martínez Olmos y Rubén Moreno.

Este proyecto consiste en la realización de una encuesta a través de los consejos profesionales sobre la situación derivada tanto física, psíquica, social, después de los dos años de pandemia. En este sondeo se espera tener una fotografía de la situación de las profesiones sociosanitarias. Después de escenificar y observar la situación que tenemos, se construirá una plataforma de servicios gratuita para todos aquellos profesionales que soliciten asesoramiento, consulta u orientación en cualquier dimensión, desde una consulta médica, un asesoramiento psicológico o bien temas sociales y legales derivados de la situación pandémica.

Con este proyecto, la fundación Humans lo que pretende es acercarse a los profesionales sociosanitarios y darles soporte y acompañamiento en sus procesos, en definitiva, cuidar al cuidador en un intento de reconstruir las organizaciones sociosanitarias para que estas sean lugares de acogida y sanación no solo para los pacientes, sino también para los profesionales que trabajan en ellas. ¿Quieres colaborar con nosotros?