José García, Madrid.- El dictamen del proyecto de Ley de Cohesión y Calidad del SNS garantizará una Atención Primaria "con más y mejores medios", según ha adelantado la ministra de Sanidad, Ana Pastor, en conferencia de prensa tras la votación del citado dictamen, que ha recibido el apoyo de todos los grupos parlamentarios, excepto Coalición Canaria, que se ha abstenido por discrepancias con la definición final del fondo de suficiencia, tal y como informó en la edición de ayer EL MEDICO INTERACTIVO.

La norma recoge así, según subrayó la ministra, una enmienda de la Sociedad Española de Medicina Familiar y Comunitaria (semFYC) que reitera que la AP, además de ser una prestación sanitaria y la puerta de entrada al SNS, en España, en las últimas décadas, ha jugado y lo va a seguir haciendo un papel primordial en la mejora de la salud de los ciudadanos. Además, regula los flujos dentro del sistema sanitario, por lo que tendrá cada vez "más y mejores medios", al ser el nivel donde deben resolverse muchos de los problemas que tienen los ciudadanos.

Además, la ley recoge explícitamente, como han pedido varias formaciones políticas, la frase "esta norma evitará desigualdades" y "así aparece, ya que en Sanidad no puede haber ciudadanos de primera y segunda categoría", dijo Pastor. La norma también establece, con los enmiendas aceptadas, mejoras en la atención sociosanitaria, delimitación de todas y cada una de las funciones del Consejo Interterritorial del SNS, garantías de movilidad, planificación de los centros de referencia en el CISNS y acentuar la evaluación externa e independiente de los centros y servicios.

La titular de Sanidad destacó en concreto uno de los aspectos introducidos en el proyecto de Ley y que hace referencia a las nuevas prestaciones que puedan aprobarse en las Autonomías. "Cuando una Comunidad Autónoma quiera establecer alguna prestación que no esté incluida en el catálogo básico, lo elevará al Consejo Interterritorial para que sea valorado y acordado por todos y, además, si esa prestación desde un punto de vista científico-técnico, es buena para el sistema, será recogida por el resto de Comunidades Autónomas", explicó Pastor.

Respecto al Fondo de Cohesión, la ministra señaló que "permitirá la accesibilidad a los servicios y prestaciones a todos los ciudadanos en todo el territorio nacional". En cuanto a los sistemas de información, "hemos logrado introducir la tarjeta sanitaria individual, que permitirá movernos por toda España y Europa y a la que ya se han adherido muchas Comunidades Autónomas", dijo Pastor.

"Tras muchas horas, de muchos días y muchas noches de conversaciones con todos los partidos políticos, que han contribuido a consolidar este SNS, se ha aprobado el dictamen de un proyecto de Ley que servirá para modernizar la Sanidad en España", concluyó la ministra.

"Blindaje" al sistema público

Por parte del PSOE, la dirigente Consuelo Rumí, tanto en el Pleno como posteriormente en conferencia de prensa, justificó el apoyo de su grupo por las garantías de financiación obtenidas y el "blindaje" del sistema público. Así, a pesar de las "grandes diferencias que separan" a ambos partidos, indicó que el acuerdo en Sanidad era "necesario" para los ciudadanos, recordando que el PP no votó en su día a favor de la Ley General de Sanidad.

No obstante, advirtió de que vigilará de forma estrecha la concreción presupuestaria para dotar de medios el Fondo de Cohesión. Además, mantiene enmiendas que, entre otros aspectos piden programas de educación sanitaria, así como un plan quinquenal sobre medicamentos que contemple un impulso a la política de genéricos, o la reforma de la regulación sobre publicidad de medicamentos.

Abstención de CC

Como ya hemos reiterado, el grupo más crítico hacia la Ley fue Coalición Canaria. Su portavoz en esta materia, María del Mar Julios, justificó la abstención al estar en contra de la financiación contemplada en el proyecto. A su juicio, la inclusión de nuevas prestaciones cambia el ámbito pactado en el acuerdo de financiación, y además no se contempla el hecho insular de Canarias. Así, apuntó que esta Comunidad Autónoma ha experimentado un crecimiento de población por encima de la media, por lo que "se dejará en desigualdad de condiciones a sus ciudadanos", destacó, según recoge Europa Press.

El Grupo Vasco, por su parte, aunque votó a favor del conjunto de la ley, mantuvo sus discrepancias y votó en contra de los artículos referidos al desarrollo de la carrera profesional (cree que no es el texto indicado para recoger este aspecto). Además, tal y como explicó Margarita Uría, se abstuvo en la parte del articulado sobre la información sanitaria y la Agencia de Calidad.

Ampliar información