La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha lanzado, junto con sus socios mundiales, la primera estrategia para derrotar a la meningitis y salvar, al año, a más de 200.000 personas. Además, para 2030, pretenden acabar con las epidemias de meningitis bacteriana, la forma más mortal de la enfermedad, reducir las muertes en un 70% y reducir a la mitad el número de casos.

Esta estrategia, la Hoja de ruta mundial para derrotar a la meningitis para 2030, aprobada por la Asamblea Mundial de la Salud y respaldada por unanimidad por los estados miembros de la OMS en 2020, fue apoyada por una amplia coalición de socios involucrados en la prevención y el control de la meningitis en un evento virtual, organizado por la OMS en Ginebra. Su objetivo es prevenir infecciones y mejorar la atención y el diagnóstico de los afectados.

Epidemias de meningitis

Durante los últimos diez años, se han producido epidemias de meningitis en todas las regiones del mundo, aunque con mayor frecuencia en el ‘Cinturón de la meningitis’, que se extiende por 26 países de África subsahariana. Estas epidemias son impredecibles, pueden perturbar gravemente los sistemas de salud y crear pobreza, generando gastos catastróficos para los hogares y las comunidades.

“Más de 500 millones de africanos corren el riesgo de sufrir brotes de meningitis estacional, pero la enfermedad ha estado fuera del radar durante demasiado tiempo. Este cambio de los brotes de extinción de incendios a la respuesta estratégica no puede llegar lo suficientemente pronto. Esta hoja de ruta ayudará a proteger la salud y la vida de cientos de miles de familias que cada año temen esta enfermedad”, ha explicado Matshidiso Moeti, director regional de la OMS para África.

Vacunas de meningitis

Varias vacunas protegen contra la meningitis, incluidas las vacunas meningocócica, Haemophilus influenzae tipo b y neumocócica. Sin embargo, no todas las comunidades tienen acceso a estas vacunas que salvan vidas y muchos países aún no las han introducido en sus programas nacionales. Si bien se están realizando investigaciones para desarrollar vacunas para otras causas de meningitis, como las bacterias estreptocócicas del grupo B , sigue existiendo una necesidad urgente de innovación, financiación e investigación para desarrollar más vacunas preventivas contra la meningitis.

Socios mundiales de OMS

El evento cuenta con el apoyo de una gran red de organizaciones y expertos individuales involucrados en la prevención y el control de la meningitis, incluidos los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de los Estados Unidos, la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, Médicos Sin Fronteras, Epicenter, Meningitis Research Foundation, PATH, UNICEF, la Fundación Gates y CoMO. Agradecimientos adicionales a todos los socios involucrados en el desarrollo de la Hoja de Ruta.

“La hoja de ruta global para derrotar a la meningitis demuestra lo que se puede lograr cuando se satisface una necesidad global con una acción global”, ha explicado Nikolaj Gilbert, presidente y director ejecutivo de PATH.