El Plan Nacional contra el Cáncer contempla pruebas de detección del cáncer de mama y de matriz a todas las mujeres mayores de 45 años y, a partir de los 40, en el caso de mujeres con antecedentes familiares de este tipo de tumores. Actualmente estas pruebas ("screening") se efectúan de manera general a mujeres a partir de los 55 años. Asimismo, el plan fija el plazo de un mes como "tiempo máximo" desde el momento en que a un paciente se le diagnostica un tumor y comienza su tratamiento. Así lo indicaron fuentes de las sociedades científicas que trabajan en este texto, que se prevé que entre en vigor antes de que finalice este año, informa el diario LA VANGUARDIA en su edición del lunes, 17 de febrero.

Responsables del Ministerio de Sanidad, de las comunidades y las sociedades científicas han comenzado sus trabajos para elaborar el primer Plan Nacional contra el Cáncer, texto que pretende abordar desde la prevención, el diagnóstico y el tratamiento hasta las líneas de investigación, y establecer las normas generales de actuación para los enfermos de cáncer sea cual sea la comunidad en la que resida.

Aunque el trabajo de elaboración del plan acaba de iniciarse con la aprobación de una orden ministerial que regula sus actuaciones, las conversaciones con los oncólogos comenzaron hace ya seis meses. El plan se centrará en la detección precoz, mejora de los servicios de atención, apoyo a los pacientes y a las familias en todas las fases de la enfermedad, fomento de la investigación, mejora de los sistemas de información y registro, y reducción de los riesgos de contraerla. Responsables del Ministerio de Sanidad indicaron que el texto establecerá modelos de atención, que posteriormente cada comunidad adaptará a sus peculiaridades y necesidades.

En el área de la prevención, los redactores del plan estudiarán no sólo la reducción la edad para realizar las pruebas de detección del cáncer de mama y matriz "algo en lo que están de acuerdo todas las partes implicadas", sino en la posibilidad de ampliar estas pruebas para la detección de tumores de colon o próstata, que ahora no se efectúan, entre otros aspectos, por su alto coste.

En cuanto al diagnóstico y el tratamiento, los oncólogos han pedido a la ministra, Ana Pastor, "un compromiso de la Administración" de que "en ningún caso, el tiempo para iniciar el tratamiento será superior a un mes", indicó a "La Vanguardia" Javier Dorta, presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica. "En la mayoría de los hospitales no se supera ese plazo ni mucho menos, pero en otros se dilata por falta de medios humanos o materiales", señaló Dorta.

Por el momento, se desconoce cuáles son los recursos económicos que se dotarán a este ambicioso plan.