E.P.- Las personas que puntúan alto en los tests de inteligencia, también activan un conjunto diferente de regiones cerebrales durante las tareas mentales más exigentes, según un nuevo estudio desarrollado por investigadores de las Universidades de Washington en Saint Louis y de Harvard, en Boston (EE.UU.), publicado en la última edición de la revista Nature Neuroscience.

Los resultados de este nuevo trabajo pueden ayudar a los investigadores a entender las bases neuronales de las diferencias individuales en la capacidad cognitiva. Los autores escanearon el cerebro de personas considerada "normales" con resonancias magnéticas, durante una difícil prueba de memoria. La actividad en las distintas áreas prefrontales y otras determinadas regiones se correlacionaban positivamente con una medida de la inteligencia general, conocida como "inteligencia fluida" (que tiene relación con el más conocido "coeficiente intelectual").

Curiosamente, estas correlaciones tan solo se veían en las pruebas especialmente difíciles, porque las personas tenían que evitar elegir una "trampa" de distracción que se encontraba cerca de la respuesta correcta. Dado que muchas de las regiones cerebrales que mostraron esta activación selectiva se encuentran involucradas en el control de la atención, los autores indican que las diferencias individuales en la inteligencia fluida podían depender, en parte, de las diferencias en los sistemas neuronales involucrados en el control de la atención.

En el estudio, en el que ha participado un alto número de personas, se espera que ayude a construir teorías sobre los mecanismos neuronales que subyacen en las diferencias de la inteligencia general. No obstante, las regiones cerebrales identificadas están involucradas en muchas funciones, por lo que el siguiente desafío para los investigadores puede ser comprender cómo la actividad diferencial en estas regiones contribuye a la capacidad de resolver problemas.