SECCIÓN  patrocinada por:

         

Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador.

Psiquiatras españoles han analizado la efectividad de las intervenciones escolares contra el acoso y su impacto poblacional. Además, han investigado si existe una asociación entre las variables moderadoras y la efectividad de estas intervenciones. Las principales conclusiones de este proyecto se han recogido en el artículo Assessment of School Anti-Bullying Interventions: A Meta-analysis of Randomized Clinical Trials, publicado en JAMA Pediatrics.

David Fraguas, primer firmante del artículo, trabaja en el Servicio de Psiquiatría Infanto-Juvenil del Hospital General Universitario Gregorio Marañón y en el Instituto de Psiquiatría y Salud Mental del Hospital Clínico San Carlos, ambos de Madrid. Asimismo, forma parte del Centro de Investigación Biomédica en Red de Salud Mental (CIBERSAM).

Psiquiatras de varios hospitales han realizado un metaanálisis de ensayos clínicos aleatorizados para evaluar la eficacia de las intervenciones contra el acoso escolar y la aparición de problemas de salud mental en niños y adolescentes.

El acoso escolar (bullying y ciberbullying)

Es un importante factor de riesgo en salud mental infanto-juvenil. Esta práctica está muy extendida en todo el mundo, según los autores del proyecto. Los estudios previos realizados han apoyado la eficacia de los programas antiacoso escolar. Sin embargo, había dudas respecto a su impacto poblacional, es decir, el número de personas sobre las que hay que intervenir para evitar un caso de bullying o ciberbullying.

Impacto poblacional

Los autores de este trabajo han querido cuantificar el impacto poblacional. Los resultados del estudio, según David Fraguas, han revelado la necesidad de “actuar sobre 147 chicos y chicas para prevenir o evitar un caso de acoso escolar, y sobre 107 para prevenir un caso de problema de salud mental, que fundamentalmente se asocia con ansiedad y depresión”.

El psiquiatra del Clínico San Carlos también ha reseñado que las intervenciones contra el acoso escolar y el ciberacoso han sido eficaces para reducir estas prácticas. Asimismo, también han mejorado los problemas de salud mental.

Datos del metaanálisis

El metaanálisis ha incluido información procedente de 69 ensayos clínicos aleatorizados en los que han participado 111.659 participantes. El 50,6% pertenecía al grupo de intervención, y el resto, al grupo control. La media de edad ha sido de 11 años, con un rango de entre 4 y 17 años. Estas edades abarcan las etapas de educación primaria y secundaria, con una participación equivalente por sexos.

Los investigadores han realizado una búsqueda manual en artículos científicos publicados hasta la fecha en la literatura mundial desde 1945. También han analizado las principales bases de datos. En total, han consultado 34.798 artículos con metodología de ensayo clínico para estudiar la eficacia de la implementación de programas de prevención del acoso en el entorno escolar.

Pese a encontrar algunas diferencias regionales en efectividad, el impacto poblacional de las intervenciones escolares contra el acoso ha sido “sustancial”. “Se necesitan ensayos mejor diseñados que evalúen el momento y la duración óptimos de la intervención”, han añadido.