E.P., Madrid.- Las comunidades autónomas socialistas exigieron al Ministerio de Sanidad y Consumo que revise el actual modelo de financiación, con el fin de aumentar los fondos destinados a la atención sanitaria, teniendo en cuenta que la inclusión de nuevas prestaciones y el incremento del gasto farmacéutico pueden hacer "quebrar" el sistema.

Tal y como explicó el consejero de la Comunidad Autónoma de Extremadura, Guillermo Fernández Vara, en declaraciones durante un receso del Consejo Interterritorial del SNS que se estaba celebrando al cierre de esta edición, el PSOE entiende que hay margen de crecimiento en el gasto sanitario en relación con el PIB, con el fin de igualar a España con la media europea.

Además, recuerda que cuando se produjeron las transferencias de la Sanidad a las autonomías en 2002, esta operación se llevó a cabo con la realidad entonces existente. Sin embargo, advierte que se van a incluir nuevas prestaciones a raíz de la Ley de Cohesión, la Ley de Ordenación de las Profesiones Sanitarias (con la inclusión de la carrera profesional) o el propio Plan Integral contra la Cardiopatía Isquémica que se abordó en el Consejo.

Según el PSOE, las comunidades autónomas no tienen margen de actuación sin una financiación adicional, ya que una parte del gasto sanitario, como es el de farmacia, "está creciendo dos veces más que el incremento de la financiación y puede poner el sistema en quiebra", insistió.

Respecto a la nueva orden de precios de referencia (uno de los temas centrales del Consejo), el PSOE entiende que la rebaja de precios de medicamentos que contempla es "positiva", aunque la han calificado como una medida "asilada".

En este sentido, según explicó antes del inicio de la reunión el consejero de Sanidad de Castilla-La Mancha, Fernando Lamata, las comunidades socialistas van a plantear a la ministra de Sanidad, Ana Pastor, la necesidad de una política farmacéutica "integral" con el acuerdo de todas las comunidades autónomas, para lo que se estima necesario que el CISNS celebre un pleno monográfico.

Por último, las comunidades socialistas manifestaron su apoyo a iniciativas de la Junta de Andalucía, como la extensión de los visados a los psicofármacos o su intención de investigar con células madre embrionarias.