Redacción.- La secretaria de Políticas Sociales y Migratorias del PSOE, Consuelo Rumí, ha manifestado su satisfacción por las declaraciones del presidente de Farmaindustria, Jorge Gallardo, porque suponen "un reconocimiento implícito" de las tesis defendidas por las Comunidades Autónomas gobernadas por el PSOE y por la propia secretaria socialista que siempre han denunciado este Pacto "por inadecuado y por haberse realizado a espaldas de las Comunidades Autónomas que tienen mucho que decir".

Rumí alude a las declaraciones realizadas por el presidente de la patronal farmacéutica Jorge Gallardo, y sobre las que informó EL MEDICO INTERACTIVO en su edición anterior, en las que reconocía la necesidad de incorporar a las Comunidades Autónomas al Pacto de Estabilidad firmado entre Farmaindustria y el Ministerio de Sanidad y Consumo, para el crecimiento sostenible del gasto farmacéutico.

La dirigente socialista señala en su comunicado que el gasto farmacéutico en el 2002 se ha incrementado por encima del máximo fijado en el Pacto, lo que demuestra "el fracaso de la estrategia seguida por el Gobierno y viene a dar la razón a las peticiones del PSOE de romper el Pacto e iniciar una nueva dinámica de relaciones entre las Administraciones central y autonómicas que conduzca al establecimiento de unas relaciones fluidas y acordes a las necesidades del sector".

"En este contexto " afirma en su comunicado la responsable socialista de Sanidad – es necesario rectificar la actual política ministerial para potenciar la política de genéricos y de precios de referencia". Asimismo, continúa Rumí que se tiene que "establecer una dinámica que conduzca a la elaboración de un Plan estratégico para el sector farmacéutico que asegure la estabilidad al sector y ofrezca las bases para la modernización de la política de medicamentos", tal y como señalaban en la batería de propuestas presentadas por el Partido Socialista al Ministerio de Sanidad y Consumo y a la opinión pública en septiembre pasado".