E.P.- Las células madre capaces de transformarse en una variedad de tipos celulares pueden estar tan accesibles como la propia sangre, según un nuevo estudio publicado en la última edición de la revista Proceedings of the National Academy oF Sciences (PNAS).

Mientras que las células madre pluripotenciales son fundamentales durante el desarrollo embrionario, el único abastecimiento encontrado, hasta ahora, en los adultos es la médula ósea. Los autores del nuevo trabajo, pertenecientes al Argonne National Laboratory de Estados Unidos examinaron monocitos adultos, un tipo de glóbulos blancos. Cuando los investigadores expusieron los monocitos a un factor de crecimiento, se formó un subconjunto de células madre pluripotenciales.

Tras cultivar las células madre, los científicos pudieron impulsar la diferenciación subsiguiente de las células de tejidos en los nervios, el hígado y el sistema inmune, administrando deliberadamente más factores de crecimiento. Dado que los monocitos se pueden recoger fácilmente de la propia sangre del paciente, los autores del estudio indican que éstos pueden ser valiosos candidatos para las terapias de transplante.