Durante el Congreso Europeo de Gastroenterología, se han presentado nuevos resultados de eficacia y seguridad de PYLERA en la erradicación del Helicobacter pylori. En concreto, se trata de un conjunto de 21 estudios que han analizado la experiencia con PYERA en más de  2.000 pacientes, obteniendo como dato principal unas tasas de erradicación por encima del 90 por ciento.

Cabe recordar que PYLERA está disponible en España desde 2016, y su composición se basa en tres fármacos antimicrobianos (bismuto, metronidazol y tetraciclina) en una sola cápsula. Se administra en combinación con omeprazol durante 10 días para la erradicación del Helicobacter pylori. Su tratamiento cobra especial importancia si se tiene en cuenta que la Organización Mundial de la Salud estima que aproximadamente el 80 por ciento de todos los cánceres gástricos son atribuidos a la infección crónica por Helicobacter pylori.

Aunque la infección por Helicobacter pylori es la más frecuente del mundo, afectando a más de la mitad de la población, sigue existiendo una amplia diversidad de tratamientos. En este sentido,  se ha puesto en marcha un registro europeo para conocer el diagnóstico y tratamiento del H. pylori en cerca de 30 países y  con más de 30.000 pacientes participantes.  El objetivo es conocer en tiempo real cómo se maneja la infección por H. pylori en Europa, incluyendo fundamentalmente el diagnóstico y el tratamiento.

Por este motivo, este registro europeo hace hincapié en los tratamientos más frecuentemente empleados y en su eficacia en práctica clínica. Entre ellos, analiza la experiencia con PYLERA y demuestra que las tasas de erradicación alcanzan el 90 por ciento tanto en tratamientos de primera línea como de rescate.

Adaptar las guías terapéuticas

Entre los diversos estudios presentados en el Congreso Europeo de Gastroenterología, destacaban precisamente los datos recabados para este Registro Europeo, en el que participaba el Centro de Investigación Biomédica en Red de Enfermedades Hepáticas y Digestivas, perteneciente al  Hospital de La Princesa.

Según Javier P. Gisbert, médico especialista en el Servicio de Aparato Digestivo del Hospital Universitario de La Princesa y coautor del estudio, “los resultados de eficacia son francamente buenos, con tasas de erradicación algo superiores incluso al 90 por ciento: un 92 por ciento en primera línea y un 91 por ciento en segunda línea. Además, conviene enfatizar que la elevada eficacia ha sido confirmada no solo en los pacientes con cepas sensibles a todos los antibióticos sino también, en concreto, en aquellos con resistencia al metronidazol o a la claritromicina”.

De esta forma, el experto concluía que “el principal reto hoy en día es abandonar definitivamente el tratamiento ES/0388/2018 triple clásico (con un inhibidor de la bomba de protones, amoxicilina y claritromicina) y emplear tratamientos erradicadores más efectivos, como el cuádruple concomitante  (añadiendo metronidazol al tratamiento triple) o PYLERA”. Para ello, matizaba que “es necesario actualizar las guías y recomendaciones terapéuticas, dar a conocer la evidencia científica de estos trabajos y trasladar sus conclusiones a la práctica clínica”.