“Quedan semanas duras para doblegar la curva y mantenerla baja”, ha dicho Carolina Darias. La ministra de Sanidad, sin embargo, se ha mostrado algo optimista en su primera comparecencia ante la Comisión de Sanidad y Consumo del Congreso de los Diputados. “Los indicadores nos siguen situando dentro del escenario de riesgo muy alto o extremo, pero estamos empezando a doblegar la curva”, ha dicho.

Darias ha advertido de que las hospitalizaciones y los fallecimientos comienzan a descender semanas después de los contagios. “El número de casos nuevos está descendiendo y algunas CCAA están en descenso. Sin embargo, la ocupación hospitalaria es muy alta. Ocho comunidades autónomas tienen la mitad o más de camas UCI ocupadas por pacientes con COVID-19. Nos esperan días difíciles y complicados”.

Semanas duras hasta doblegar la curva

“Todavía quedan por delante algunas semanas duras hasta el descenso de la ocupación hospitalaria”. “La situación sigue siendo preocupante en nuestro país. La batalla epidemiológica no parece que vaya a acabar en los próximos meses. Necesitamos la colaboración de todos los gobiernos y de cada uno de los ciudadanos”, ha añadido.

En su primera comparecencia en la Comisión, donde ha podido saludar a Ana Pastor, exministra de Sanidad, ha asegurado que tendrá “en cuenta todo el trabajo de los grupos parlamentarios”. “Les ofrezco toda la colaboración para trabajar de forma conjunta y leal, con voluntad de acuerdo y entendimiento. Creo que es el camino que nos permitirá avanzar”.

Estrategia de vacunación

Respecto a las vacunas, Darias ha asegurado que las autonomías “ya saben” el número de dosis de vacunas de Pfizer-BioNTech que van a recibir “en las próximas cinco semanas”, a pesar de los retrasos de entregas informados por las compañías. En cuanto a la polémica entre la farmacéutica AstraZeneca y la Comisión Europea por los anunciados retrasos de sus vacunas, Darias ha dado “todo el apoyo del Gobierno” al Ejecutivo comunitario, que negocia “por todos los estados miembros y para todos los estados miembros” ante las compañías.

La ministra ha defendido que el proceso de vacunación “avanza a buen ritmo” en España. “La estrategia común funciona. Es más, el ritmo es óptimo”, ha defendido. También ha hecho una “valoración positiva” del proceso. Mención especial ha merecido que apenas “un número muy escaso” de españoles ha rechazado vacunarse hasta ahora. “Es un dato que debemos celebrar y que demuestra la excelente aceptación de la vacuna en nuestra sociedad”.

La ministra ha vuelto a garantizar que el 70 por ciento de la población española estará inmunizado en verano y que antes de que acabe el mes de marzo el 80 por ciento de las personas que estén en residencias de mayores y el 80 por ciento del personal sanitario estarán vacunadas. “Puedo asegurarles que nadie que quiera vacunarse en España se va a quedar sin hacerlo. Nuestro país ha hecho sus deberes en tiempo y forma”, ha aseverado.