E.P.- El director del Instituto de Fotónica de la Universidad Politécnica de Cataluña (UPC), Lluís Torner, ha manifestado que en un futuro la luz podría emplearse para controlar la polución, elaborar ordenadores "muchísimo más potentes" y tratar el cáncer sin recurrir a tratamientos "agresivos" como la quimioterapia.

Estas son algunas de las áreas de investigación que podrán desarrollarse en el futuro Instituto de Fotónica del Campus de la UPC en Castelldefels que, según Torner, será "el mayor de España". En el centro se investigará la posible aplicación de las ciencias fotónicas en las tecnologías de la información, en la industria, computación, lásers, nanotecnología, química, así como en Biología y Medicina. En 2004 está prevista su puesta en marcha. Albergará a 200 investigadores y 50 laboratorios en un total de 7.000 metros cuadrados. Con una financiación anual de tres millones de euros aportados por la Generalitat de Cataluña, el centro pretende atraer a los "mejores investigadores del mundo", y cuenta ya actualmente con científicos que provienen de 12 países.

Torner explicó que actualmente se está empezando a aplicar en Estados Unidos un tratamiento contra el cáncer que prescindirá de la quimioterapia. El proyecto consiste en suministrar a los pacientes una sustancia "altamente tóxica", pero que es totalmente inocua si no se expone a un rayo de luz.

De este modo, se podrían "iluminar" directamente las células enfermas destruyéndolas sin perjudicar a las sanas. Torner informó que en un futuro este tratamiento también podría aplicarse para combatir la caries, aunque esta aplicación aún se halla en una primera fase de investigación.

Por otra parte, Torner informó de que en Medicina, la nanotecnología y la fotónica pueden ir estrechamente unidas. Científicos de este área están investigando crear "minirrobots capaces de segregar sustancias como la insulina impulsadas con energía fotónica". Torner añadió que "la fotónica será para el siglo XXI lo que la electrónica supuso para el siglo XX". De hecho, "cualquier cosa nueva tiene una herramienta fotónica", desde las puertas de los supermercados hasta los lectores de CD y DVD. Pero el futuro apunta a que la luz se incorpore también a sistemas de control de la polución medioambiental, telecomunicaciones, seguridad e incluso al campo del ocio y el entretenimiento. Actualmente, el germen del futuro Instituto en el Edificio Nexus II de la UPC está desarrollando sistemas de "teleportación de la luz", un dispositivo que podría facilitar la fabricación de "ordenadores muchísimo más potentes", basados en conceptos de la física cuántica.

Asimismo, también se está investigando aplicar las propiedades de la luz en la química, creando rayos que permitan a los investigadores percibir "cosas que pasan muy rápido" como por ejemplo las reacciones químicas. Esta línea de investigación ha sido bautizada como ‘Ultrafast imagine". En el campo de las comunicaciones, la fotónica es "la protagonista" en Internet, que emplea principalmente transmisiones por fibra óptica. Torner explicó que recientes investigaciones apuntan a lograr un "láser azul" en lugar del actual "láser rojo", que es mucho más fino y permitirá leer y transportar mayor cantidad de datos a través de la red.