Nota: Los contenidos de esta sección son informaciones de actualidad y de interés general elaboradas por la redacción de El Médico Interactivo. No existe conflicto de intereses entre los autores, las fuentes y el patrocinador.

Los expertos han comentado que el uso obligatorio de mascarillas puede ayudar a estabilizar los síntomas de las alergias primaverales comunes. El alergólogo David Baquero forma parte del Comité de Comunicación de la Sociedad Española de Alergia e Inmunología Clínica (SEAIC). Según ha dicho, “con el empleo de la mascarilla, la sintomatología de las alergias ha disminuido, aunque no todas las mascarillas funcionan de la misma forma”. Este beneficio se ha observado en las ciudades y también en la realización de actividades deportivas al aire libre.

alergólogo David Baquero

Mascarilla FFP2 homologada

Respecto al tipo de cubrebocas, este experto ha recomendado el uso de la mascarilla FFP2 homologada para las personas alérgicas al polen. Según ha dicho, “filtran las partículas suspendidas en el aire de manera más eficaz que las quirúrgicas”.

Conjuntivitis alérgica

En la misma línea, expertos de la Clínica Baviera han comentado que el uso generalizado de la mascarilla contribuye a disminuir síntomas de asma o rinitis alérgicas. También han enumerado una serie de precauciones para reducir la conjuntivitis alérgica. Entre ellas, han indicado evitar o reducir el contacto con el alergeno, usar gafas de sol y realizar lavados oculares con suero fisiológico. El objetivo es reducir los síntomas que provoca la conjuntivitis alérgica. En todo caso, han aconsejado a los afectados que acudan al especialista si los síntomas se agravan.

De la misma forma, especialistas en Alergología de los hospitales Quirónsalud Alicante y Murcia han mostrado su posición favorable al uso obligatorio de mascarillas “tanto en las ciudades como en la realización de actividades deportivas al aire libre”. Según han indicado, “puede ayudar a estabilizar los síntomas de las alergias primaverales comunes en esta época del año”.

Paola Carrillo, alergóloga de Quirónsalud Murcia, ha comentado que el uso obligatorio de las mascarillas “podría favorecer a los pacientes alérgicos a pólenes, tanto si presentan rinitis como asma bronquial”. Sin embargo, ha especificado que “no todas las mascarillas logran filtrar el polen por completo, por lo que deberán seguir tomando precauciones”.

Según esta experta, el cubrebocas también puede ser contraproducente para determinadas personas. De hecho, “algunos pacientes con rinitis han aumentado su mucosidad por el uso de las mascarillas”.

Obligatoriedad con excepciones

Precisamente, la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) ha criticado la obligatoriedad del uso de la mascarilla. La OCU se ha referido a la publicación en el BOE de la Ley 2/2021, de 29 de marzo, ‘de medidas urgentes de prevención, contención y coordinación para hacer frente a la crisis sanitaria ocasionada por el COVID-19’. La organización ha indicado que el endurecimiento del uso de las mascarillas cuando no resulta necesario puede ser “contraproducente”.

El Colegio Oficial de Farmacéuticos de Madrid (COFM) ha recordado que el uso de mascarilla es obligatorio, si bien hay diversas excepciones. Una de ellas se refiere a personas con dificultad respiratoria que pueda agravarse por el uso de la mascarilla.