E.P.- Las tendencias en la mortalidad por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob han descendido en el Reino Unido. Así lo indica una carta de investigación publicada esta semana en la última edición de la revista The Lancet (Lancet 2003; 361: 751-52).

En total 129 personas fueron diagnosticadas con la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob a finales del 2002. De éstas, 121 murieron. El tiempo desde la aparición de los síntomas y el diagnóstico hasta la muerte ha permanecido con una constancia aproximada de un año. Se dieron 17 muertes por esta enfermedad en el 2002; 20 en el 2001 y 28 en el 2000.

Los autores de la carta, pertenecientes al National CJD Surveillance Unit de Edimburgo www.cjd.ed.ac.uk (Reino Unido), comentan: "Nuestros resultados indican que el índice de muertes por la enfermedad de Creutzfeldt-Jakob no está aumentando exponencialmente y que el número de muertes por año está descendiendo, pese a que la tendencia subyacente puede haberse frenado más que aumentado. Estos datos son alentadores. Sin embargo, concluir que la epidemia está en un descenso permanente puede ser aún prematuro".