La combinación de estatina y ezetimiba suele ser más económico que usarlas por separado. De hecho, la combinación rosuvastatina y ezetimiba, en sus dos presentaciones, tiene una importante reducción de precio.

Por eso, abaratar el coste de la medicación aumenta la adherencia por parte del paciente. Con los nuevos criterios de alto y muy alto riesgo cada vez es más frecuente que pacientes jóvenes precisen niveles muy bajos de LDL. En este grupo se sitúan los pacientes que tienen diabetes de más de 10 años, diversos de factores de riesgo o porque hayan tenido un evento cardiovascular.

Y estos pacientes tienen que pagar entre un 40 o un 50% del precio del fármaco, y no suele ser el único que toman. Hay que tener en cuenta que el beneficio de estos fármacos es a largo plazo. Así que si el paciente no ve beneficio inmediato y le cuesta más dinero, puede prescindir de ellos. El médico se da cuenta de esta situación cuando ve que no retira la medicación de la farmacia.

Beneficios de las combinaciones

El principal beneficio de las combinaciones es su mayor eficacia frente a doblar dosis de estatinas. Además del beneficio se reducen los efectos adversos.

Se ha constatado que  duplicando dosis de estatinas se consigue tan solo un 6% de reducción de cLDL frente al 18% que se consigue combinando rosuvastatina con ezetimiba.

En un paciente de alto riesgo, se debe conseguir un LDL máximo del 70mg/dl y además bajar un 50% el valor de su LDL basal.

Muy alto riesgo

Si el pacientes es de muy alto riesgo el valor máximo aceptado es de 55. Con la combinación rosuvastatina 5 y ezetimiba se consigue una reducción de entre el 50 al 59% de LDL basal.

Con las combinaciones de rosuvastatina 10 y 20 con ezetimiba se puede llegar a una reducción de entre el 60 y 75% del LDL basal.

Así, a través de estas reducciones se consigue el nivel objetivo en la gran mayoría de los pacientes. De hecho, son muy pocos los que necesitan pasar al siguiente nivel, que es añadir inhibidores de PCSK9.

Para la elaboración de este artículo se ha contado con la colaboración de los doctores especialistas en Atención Primaria Joaquín López Moreno, Pascual Martínez Deltell, Ángel Cabrera Santacreu, Jesús Bleda Cano, Enrique Martínez Arna, Ana Mora Concepción, Georgi Markov Lazarov, Jesús Ballester Huertas, Amauris Hernández Veras, Juan Davo Soler, Ruth Tavarez Paniagua, y el cardiólogo Hieronymus Johannes María, de Alicante.