Reino Unido planea ofrecer pruebas de ADN a todos los recién nacidos para detectar enfermedades hereditarias graves e identificar riesgos para la salud en la edad adulta.

La empresa estatal Genomics England lanzará el año próximo una prueba del programa de pruebas con el Servicio Nacional de Salud británico (NHS). El test podría estar disponible en un plazo de tres años si el ensayo tiene éxito, según el periódico The Times.

El director ejecutivo de Genomics England, Chris Wigley, espera que los primeros 20.000 padres estuvieran de acuerdo en realizar las pruebas de ADN a sus hijos.

“Los beneficios de esta prueba pueden manifestarse a lo largo de la vida. Es posible que a alguien se le haya secuenciado el genoma como recién nacido y que 25 años después desarrolle otro problema de salud”, ha comentado al periódico Wigley. Según los datos citados por este rotativo, 3.000 de los 660.000 niños que nacen cada año en Inglaterra y Gales tienen una “enfermedad tratable de aparición temprana”.