Los individuos con diabetes tipo 2 (T2D) que desarrollan un cáncer tienen más probabilidades de morir en los siete años siguientes si son fumadores o físicamente inactivos, según un nuevo estudio de más de medio millón de personas presentado en la reunión anual de la Asociación Europea para el Estudio de la Diabetes (EASD) en Estocolmo (Suecia). En los últimos años, el cáncer ha superado a las enfermedades cardiovasculares como principal causa de muerte en individuos con diabetes.

"Las personas con diabetes de tipo 2 tienen hoy una mayor esperanza de vida que en décadas anteriores –recuerda Tinne Laurberg, del Centro de Diabetes Steno de Aarhus, en el Hospital Universitario de Aarhus (Dinamarca), que dirigió la investigación–. Esto se debe probablemente a una combinación de mejoras en el tratamiento de la diabetes y en la prevención de las enfermedades cardiovasculares. Sin embargo, a medida que la proporción de muertes por enfermedades cardíacas ha disminuido, la proporción debida al cáncer ha aumentado y, como resultado, los individuos con diabetes tipo 2 tienen ahora más probabilidades de morir de cáncer que de enfermedades cardiovasculares".

Factores que afectan a la supervivencia

"Saber más sobre los factores que afectan a la supervivencia de los individuos con diabetes tipo 2 es clave para frenar este aumento", destaca.

La doctora Laurberg y sus colegas de Dinamarca y Suecia estudiaron los factores que afectan a la supervivencia de las personas con T2D que desarrollan una de las cuatro formas comunes de cáncer: de mama, de pulmón, de próstata y colorrectal. El estudio longitudinal incluyó a 655.344 individuos con T2D inscritos en el Registro Nacional Sueco de Diabetes entre 1998-2019, de los cuales el 43% eran mujeres. La edad media era de 63 años cuando se incluyó en el estudio.

Los participantes fueron seguidos durante una media de siete años. Todos estaban libres de cáncer al inicio del estudio, y durante el seguimiento, 32.366 desarrollaron uno de los cuatro cánceres. Un total de 179.627 personas murieron en el transcurso del estudio. Los que tenían cáncer tenían casi tres veces más probabilidades (2,89 veces) de morir por cualquier causa que los que no tenían cáncer.

Los datos sobre los factores de riesgo modificables relacionados con la diabetes, como la HbA1c (nivel medio de azúcar en sangre), el colesterol, el colesterol LDL, la hipertensión, el IMC, el tabaquismo y la actividad física, se obtuvieron del registro de diabetes.

El análisis mostró que la baja actividad física y el tabaquismo eran los dos factores de riesgo más fuertemente vinculados a la muerte de individuos con diabetes y cáncer. Los fumadores tenían más del doble de probabilidades (2,15 veces) de morir en el transcurso del estudio que los no fumadores. Los niveles bajos de actividad física (menos de 3-5 días a la semana) se asociaron con un aumento de 1,6 en el riesgo de muerte.

El tabaquismo y la falta de ejercicio físico también fueron los factores que más se relacionaron con la muerte prematura en las personas con diabetes pero sin cáncer. Laurberg afirma que "el tabaquismo y la escasa actividad física son hábitos que las personas probablemente han tenido a lo largo de su vida y, por tanto, pueden haber contribuido tanto a la aparición de la diabetes como del cáncer".

"Nuestros resultados sugieren que estos factores no sólo contribuyen a la aparición de estas dos enfermedades, sino que pueden aumentar el riesgo de una muerte prematura tras la aparición de la diabetes y/o el cáncer", añade.