A cinco días de que llegara a México casos de hepatitis aguda infantil, ahora la Secretaría de Salud del Estado de Sinaloa informa sobre el primer caso sospechoso de esta enfermedad en la entidad.

El titular de la dependencia, Cuitláhuac González Galindo, aclara que el caso sospechoso se refleja en un joven de 15 años que vive en la capital del estado.

Hasta ahora, se sabe que el paciente se encuentra bajo aislamiento en el Hospital Pediátrico de Sinaloa y con un tratamiento médico, acciones que dictan los protocolos.

“El adolescente se encuentra estable y con el protocolo se va a seguir de acuerdo a normas internacionales y nacionales, con un tratamiento de Hepatitis Viral, por los epidemiólogos y especialistas de otras ramas de la medicina que vigilan su evolución”, afirma.

Hay garantía de un tratamiento oportuno

El funcionario confirma que Sinaloa cuenta con todo lo necesario para aplicar el tratamiento oportuno.

En caso de requerir algún procedimiento en específico, agrega, existen lineamientos que se deben seguir y se está en condiciones de enviar muestras donde se requieran.

Posterior a que se dieran a conocer los casos de hepatitis aguda infantil en Nuevo León, González Galindo dio a conocer que hasta ese momento el área de Epidemiología de la Secretaría de Salud del Estado no había reportado ningún caso sospechoso.

Primeros casos de hepatitis aguda infantil en Nuevo León

El jueves 12 de mayo, la Secretaría de Salud del Estado de Nuevo León dio a conocer los primeros cuatro casos de hepatitis aguda infantil en México.

La titular de la dependencia, Ana Rosa Marroquín Escamilla, aseguró que los pacientes a los que se les diagnosticó la enfermedad se encuentran estables y permanecen bajo continua vigilancia médica para monitorear su evolución.

El infectólogo pediatra, Antonio Luévanos Velázquez, dijo en entrevista con El Médico Interactivo México, que México está frente a una alerta epidemiológica por la aparición de los primeros casos de hepatitis aguda infantil.

Por lo anterior, pidió mayor acuciosidad del personal médico mexicano para sospechar esta enfermedad cuando el paciente tenga alguna sintomatología gastrointestinal, con ello poder atender de manera oportuna los casos.