La Organización Médica Colegial

(OMC) y el Ministerio

de Sanidad y Consumo

han editado la Guía de Buena

Práctica Clínica en “Requerimiento

de productos lácteos

en situaciones especiales: lactancia,

adolescencia y embarazo”,

dedicada a orientar a la

población sobre el consumo

de productos lácteos en estas

tres etapas fundamentales de

la vida. El doctor Francisco Toquero,

vicesecretario del Consejo

General de Colegios de

Médicos (CGCOM) y uno de

los coordinadores de esta

guía, ha destacado que la

principal aportación de esta

obra “no es sólo dar información,

sino también hacer ver a

la población la importancia de

no descuidar la ingesta de este

tipo de alimentos”.

La Guía de Buena Práctica

Clínica asocia las ventajas de la

ingesta de este tipo de alimentos

sobre ciertas patologías como

las enfermedades cardiovasculares,

la osteoporosis y la

obesidad, haciendo referencia

a una serie de estudios sobre

los efectos positivos que para

la salud en general tiene el

adecuado uso de la leche y sus

derivados.

Los expertos señalan que,

en la dieta actual, la leche y

los productos lácteos constituyen

una importante fuente de

energía y nutrientes, que empleados

en condiciones óptimas,

proporcionan el 15 por

ciento de la ingesta energética

necesaria de cada día. La recomendación

general que se incluye

en este nuevo manual

sobre el consumo de estos

productos es de 2 a 4 raciones

al día de lácteos, dependiendo

de la edad y de la situación fisiológica.

Más información:

OMC.

Tel. 91 431 77 80.

www.cgcom.org