Se terminan las vacaciones del verano, un momento que muchas personas aprovechan para retomar la actividad física. Ante esta situación y aprovechando la celebración del Día Mundial de la Fisioterapia, los especialistas recomiendan la vuelta a la actividad deportiva de una manera escalonada y gradual. Es esencial incorporar el ejercicio físico en función de las condiciones físicas y el estado de salud de cada persona con el fin de evitar lesiones, tal como explica el fisioterapeuta y consultor clínico para Essity Iberia, Pedro Fernández Sousa-Dias.

Según un estudio realizado por la Sociedad Española de Obesidad (SEEDO) el 44% de la población española aumentó de peso entre 1 y 3 kilogramos durante la primera mitad del 2020. Apoyándose en esos datos, Fernández destaca que una de las principales razones de este incremento fue el abandono de las rutinas de ejercicio. “Realizar actividad deportiva y seguir una dieta equilibrada son dos de las mejores recomendaciones que podemos seguir para mantener una mayor calidad de vida”, indica.

Retomar el ejercicio si hay patologías

A su juicio, de cara a empezar o a retomar la práctica deportiva, es importante consultar con un especialista antes de iniciar una rutina de ejercicio. “Si existe una patología previa, es necesario tomar las medidas oportunas para prevenir lesiones de mayor índole. Por ejemplo, utilizar soportes ortopédicos sobre todo relacionados con las extremidades inferiores, donde se producen las lesiones más frecuentes.

Asimismo, si el paciente presenta algún grado de enfermedad venosa crónica“, advierte Fernández. En estos casos, es recomendable el uso de elementos de compresión, en concreto medias que eviten complicaciones en los sistemas venoso y linfático.

“Hoy en día hay materiales en terapia de compresión específicas para el deporte. Estos materiales, compuestas por fibras transpirables, más duraderas y lavables, permiten que personas con enfermedad venosa crónica realicen deporte sin sufrir daños“, señala.

Ejercicio adaptado si hay sobrepeso

Esto es especialmente importante, prosigue el fisioterapeuta, en el caso de las personas con sobrepeso. “Es necesario proteger las articulaciones para evitar sobrecargas, esguinces o lesiones musculares asociadas al tendón (tendinitis) o al propio vientre muscular porque si no son bien abordadas, tienden a cronificarse y a complicarse. Por eso es importante prevenir y retomar el ejercicio físico continuado y adaptado a la edad y al estado de salud”, comenta.

También lo recomienda para las personas mayores, ya que “el ejercicio y la actividad física son la mejor medicina. Previene caídas, mejora la función física y la calidad de vida, la salud cognitiva y mental y el sueño. También reduce la mortalidad asociada a enfermedades cardiovasculares, los cuadros de hipertensión, de diabetes tipo 2 y cáncer”, concluye.