El Foro de la Profesión Médica (FPME) ha mostrado su preocupación por los retrasos en la incorporación de los estudiantes a los centros sanitarios.  Es, por ejemplo, el caso de la Comunidad de Madrid. En la misma, la Dirección General de Salud, analizando la situación epidemiológica actual, ha decidido retrasar el inicio de las prácticas clínica presenciales en los centros sanitarios. Esta información procede de los informes elaborados por dos de sus miembros. A saber, la Conferencia Nacional de Decanos de Facultades de Medicina y el Consejo Estatal de Estudiantes de Medicina. De esta forma, el Foro solicita que los futuros médicos puedan realizar el obligado periodo de prácticas clínicas.

Tal y como recuerdan, dichas prácticas constituyen un elemento formativo esencial. Además, estas son exigidas por la Directiva Europea que regula la formación de los estudiantes de Medicina.

De esta forma, desde el Foro recuerdan que la incorporación a cada centro debe hacerse de forma singularizada. Todo ello, adoptando las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los estudiantes y la de los demás. Para este fin, se ofrece la mayor colaboración a las autoridades sanitarias para organizar los planes necesarios de contingencia.

Organización de las prácticas clínicas

Ante la situación de la Comunidad de Madrid, al Foro le preocupa que este retraso no suponga una suspensión. Igualmente, que esta decisión pueda extenderse a otras comunidades autónomas. Así, recuerdan que los estudiantes de Medicina pueden recibir la formación necesaria para poder realizar sus prácticas en los circuitos libres de COVID-19. Incluso, si la situación lo requiere, colaborar en las labores de apoyo sanitario que se les asignara (como de hecho ocurrió en la fase más aguda de la pandemia).

Es particularmente importante que se puedan realizar las prácticas clínicas del Sexto Curso. Estas consisten en un extenso Rotatorio Clínico en la mayoría de los Centros, considerando además que esos estudiantes estarán en pocos meses trabajando en los centros sanitarios como residentes de primer año siendo fundamental la experiencia clínica adquirida en el Grado.